¡Quiéreme tal y como soy! Por qué es importante aceptar a los hijos de forma incondicional

¡Quiéreme tal y como soy! Por qué es importante aceptar a los hijos de forma incondicional
Sin comentarios

Sentirnos aceptados y amados es fundamental para que los seres humanos podamos sentirnos plenos y felices. Y los niños especialmente, buscan la validación o aprobación social, sobre todo entre los padres (y más cuando son pequeños), porque eso refuerza su autoestima.

Por eso es muy importante que como padres aceptemos a nuestros hijos tal y como son, y lo más importante, que aprendamos a respetarlos.

Diversas investigaciones y teorías, entre las que se destaca la Terapia centrada en la persona del psicólogo estadounidense Carl Roger, hacen énfasis en la aceptación como parte fundamental de la crianza de los hijos, siendo este un tema de gran relevancia para los padres.

Está claro que como padres y madres queremos a nuestros hijos incondicionalmente, pero, ¿también los aceptamos de forma incondicional?

¿Depositamos expectativas en ellos? ¿Qué tipo de expectativas? ¿Hasta que punto los aceptamos de forma incondicional? ¿Por qué es importante aceptar a los hijos tal y cómo son y cómo hacerlo?

“La certeza del amor de sus padres hace a los hijos invulnerables.”
-Goethe-

La aceptación incondicional

Happy Young Parents With Little Daughter Stand Under Blooming Pink Tree Outside
https://www.freepik.es/foto-gratis/padres-jovenes-felices-pequena-hija-colocan-debajo-arbol-rosado-floreciente-afuera_2914130.htm

Una de las cosas que más difíciles pueden ser de la paternidad es el hecho de aceptar que nuestros hijos son personas independientes y diferentes a nosotros.

Esto implica que sus gustos, actitudes, formas de ver el mundo y de actuar pueden diferir enormemente de nosotros mismos.

Y es que incluso, desde antes de que nazcan, nos imaginamos cómo serán nuestros hijos y fantaseamos con el tipo de personas que serán, basando todo esto en nuestros propios deseos y expectativas. Pero déjanos contarte que esto no siempre resulta así.

Las expectativas que depositamos en los hijos

Y es justo aquí cuando se presenta el conflicto, al notar que nuestros hijos no son como esperábamos; ¡y es que no tienen porqué serlo! Son personas con sus propias vidas emocionales, experiencias y cualidades que los hacen únicos.

Por ello, el primer paso será hacer un duelo de todo aquello que esperábamos de ellos, y que tal vez no llegue. Nuestra meta debe ser su felicidad, aunque a esta lleguen por caminos que, en un principio, quizás no imaginábamos.

“El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.”
-León Batista Alberti-

El respeto

https://www.freepik.es/foto-gratis/felices-padres-su-pequena-hija-divirtiendose-mientras-colorean-papel_26651730.htm

El respeto es la base fundamental de cualquier relación, y esto por supuesto incluye la relación que tenemos con nuestros hijos. Aprender a aceptar a los demás se trata de un asunto de respeto, de comprender que no todos somos iguales y que eso está bien.

Aunque haya algunas cosas que no te gusten de tu hijo, es importante que puedas respetarlo.

Recuerda que no se trata de una copia de ti, sino de una persona independiente que tiene sus propios pensamientos y emociones y que, como todos lo demás, podrá coincidir contigo en algunas cosas y en otras no. Y sobre todo, ¡valora sus fortalezas y sus puntos fuertes!

Construyendo un autoconcepto sano

Respetar a nuestros hijos es imprescindible para que ellos puedan forjarse un autoconcepto sano y formar un vínculo fuerte y sano contigo como padre o madre.

Además, aprenderá a respetar y aceptar las diferencias de los demás, convirtiéndose en una buena persona.

“No podemos modelar a nuestros hijos según nuestros deseos, debemos estar con ellos y amarlos como Dios nos los ha entregado.”
-Goethe-

Un asunto de autoestima y vínculo

Cuando nuestros hijos se sienten y se saben aceptados y amados de forma incondicional, pueden desarrollarse de manera más plena y sana. Y es que su autoestima está determinada en gran medida por la relación que tienen con sus padres y/o cuidadores, principalmente durante su infancia.

Hablamos del apego, ese primer vínculo tan especial. Y esta puede ser la diferencia entre crecer como una persona segura de sí misma o tener problemas de autoconfianza.

Sabemos que no siempre es fácil aceptar las diferencias de nuestros hijos, pero es muy importante poner nuestro máximo empeño en hacerlo.

Los límites no son incompatibles con la aceptación incondicional

Es comprensible que no todo lo de tu hijo te guste, y también habrá momentos en los que deberemos poner límites y normas (educar también es eso, y no debemos olvidarlo).

Pero jamás olvides tratar a tus hijos con mucho respeto, aunque no compartas las mismas ideas. Recuerda que en gran medida, tu hijo se verá a sí mismo en función de cómo lo tratas.

Me cuesta aceptar la forma de ser de mi hijo

https://www.freepik.es/foto-gratis/padres-e-hijos-haciendo-terapia_23440420.htm

Una de las situaciones que se pueden presentar durante la crianza es el no poder aceptar la manera de ser de nuestros hijos. Quizás quisiéramos que fuesen diferentes, o tienen conductas o actitudes que nos molestan.

Esta situación suele generar mucho malestar y culpa en los padres, pero es preciso que sepas que es más común de lo que crees, aunque es un tema del que poco se habla. Por eso debemos visibilizar y normalizar.

La importancia de revisarse

La conducta de nuestros hijos refleja en gran medida nuestra crianza; entonces, cuando hay algo que no nos gusta, es preciso hacer un proceso de introspección acerca de los estilos y patrones de crianza que estamos siguiendo.

Si además, hay algunas cosas que nos disgustan mucho de nuestros hijos, es importante evaluarlo en terapia, pues normalmente "lo que me molesta en los demás lo debo revisar en mí".

Muchas veces nuestros hijos son nuestros mejores espejos para que podamos ver las cosas que no queremos aceptar en nosotros mismos.

La importancia de poder equivocarnos y cambiar

https://www.freepik.es/foto-gratis/nino-tiro-medio-abrazando-su-padre_7553240.htm#query=amor%20de%20padres&position=3&from_view=search

Ser padres no es sencillo, y muchas veces la paternidad nos antepone pruebas complejas. No te sientas mal si crees que has hecho algo de una manera no acertada, eso nos sucede a todos.

Pero tienes la valentía de aceptar y cambiar, y eso es algo muy valioso y que dice mucho de quien eres como persona y como padre o madre.

Es perfectamente normal tener algunos tropiezos cuando transitamos la paternidad. ¡Confía, lo estás haciendo bien!

Aceptar a nuestros hijos en su totalidad

Y sobre todo, anímate a aceptar a tu hijo en su totalidad, con sus debilidades y sus fortalezas; intenta ver lo bueno que hay, también, en sus puntos débiles y en sus dificultades.

Y acompáñalo a mejorar, a aprender y a buscar su propio camino hacia la felicidad, siempre de tu mano.

"Dame alas para volar, y raíces para crecer."

Fotos | Portada (freepik)

Temas
Inicio