Compartir
Publicidad
Publicidad
Mi hijo quiere ser youtuber: siete consejos que debes tener en cuenta antes de crearle un perfil en Youtube
Ser Padres

Mi hijo quiere ser youtuber: siete consejos que debes tener en cuenta antes de crearle un perfil en Youtube

Publicidad
Publicidad

El otro día, mi hijo de ocho años me sorprendió con un plan perfectamente diseñado para hacerse youtuber. Quería que le ayudara con los trámites para abrirse una cuenta en esta red social y que supervisara su trabajo. Tiene claro cómo quiere llamarse, sobre qué quiere hablar y hasta el tipo de sintonía que encabezará sus vídeos.

Aunque su petición me dejó perpleja (y aún sigo dándole vueltas a si acceder a ella y, en caso afirmativo, cómo hacerlo para preservar su intimidad y anonimato), parece que según la XIII Encuesta Adecco "¿Qué quieres ser de mayor?", los padres debemos ir acostumbrándonos al hecho de que nuestros hijos nos digan que quieren ser youtubers, pues es una de las profesiones del futuro que vienen pisando fuerte entre los niños y adolescentes.

¿Qué hay que tener en cuenta para ser youtuber?

Si nuestro hijo nos ha manifestado su firme deseo de ser youtuber, debemos tener en cuenta varios factores a la hora de adentrarnos en este mundo:

  • 1) Lo primero que hay que saber es que para abrir un canal de YouTube hay que tener una cuenta de Google o Gmail, y para eso es necesario tener al menos 14 años, según establece la legislación española. Los niños menores de esa edad tendrán que contar con el consentimiento de los padres para crearse un perfil.

En cualquier caso, y a pesar de que nuestro hijo ya tenga edad para abrir un canal de youtube sin nuestro consentimiento, es fundamental que los padres nos involucremos, les enseñemos a hacer un uso responsable de las tecnologías y nos ganemos su confianza para que siempre acudan a nosotros en caso de dudas o de detectar algún problema.

  • 2) Otra de las cosas que los padres debemos plantearnos antes de abrir un canal en Youtube a nuestro hijo, es si queremos que éste sea privado (con acceso restringido, por ejemplo a la familia o amigos más cercanos) o público (abierto a todo el mundo), y si optaremos por su anonimato o no (es decir, si queremos que se le vea la cara).

Esto es una decisión muy personal y creo que debemos tener muy claros los contras y pros de elegir una alternativa u otra.

  • 3) Por otro lado, es importante que el niño tenga en cuenta que, como cualquier profesión, ser youtuber requiere de tiempo, esfuerzo y sacrificio. Hay quien cree que los youtubers ganan dinero rápido sin hacer nada, y en la mayoría de los casos -y si hablamos de contenido de calidad- eso no es cierto.
Dinero

Mantener un canal de youtube, publicar con periodicidad y aportar contenidos de interés para tus seguidores son actividades que requerirán de tiempo y entrega. Por tanto, si nuestro hijo quiere ser youtuber "para ganar dinero fácil", quizá lo mejor sea quitarle la idea de la cabeza.

  • 4) Tener un canal de youtube ayuda a fomentar la creatividad del niño, ya que no sólo tendrá que elegir el contenido de sus vídeos, la forma de grabarlos y cómo editarlos, sino que también deberá esforzarse por diferenciarse de la competencia.

Cada vez hay más youtubers y como en cualquier otra profesión, es importante destacar para hacerse un hueco. Aportar contenidos interesantes y diferentes y captar la atención del usuario en pocos minutos, requerirá de esfuerzo, originalidad y creatividad.

Internet-y-los-niños
  • 5) También es importante explicar a los niños los derechos de copyright de las imágenes y la música que encuentren en Internet. Enseñarles a valorar el trabajo de los demás, a no copiarlo y a ser originales con sus propias creaciones.

  • 6) Huyamos del vídeo fácil, las bromas pesadas y las humillaciones, que no sólo no aportan nada bueno a quien nos ve, sino que encarnan valores negativos que seguro que no deseamos que transmitan nuestros hijos.

Hagámosle ver que mediante sus vídeos puede aportar a sus seguidores contenidos interesantes, culturales y de valor. Por ejemplo, un yotuber que recomienda libros y los analiza, que comparte trucos y jugadas de ajedrez, que hace manualidades, que enseña a tocar un instrumento... Además, el que nuestro hijo pueda mostrar al mundo aquello de lo que se siente orgulloso le ayudará a mejorar su autoestima.

ser-youtuber
  • 7) Y ya por último, pero no por ello menos importante, es imprescindible el acompañamiento de los padres en esta aventura. Supervisar todo lo que hagan antes de subirlo a la red, prestarles nuestra ayuda con la grabación y el montaje, animarles cuando la respuesta del público no sea la esperada y felicitarles por el trabajo bien hecho.

Vivimos en la sociedad de las comunicaciones y la tecnología, y ciertas profesiones como esta de Youtuber, comenzarán a hacerse poco a poco un hueco en un futuro cercano. Por ello, si nuestro hijo nos muestra su deseo de abrir un canal en Youtube y compartir con el mundo sus intereses y aficiones, ¡démosle las herramientas que necesita y acompañemos su aventura! ¿Qué os parece?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos