Compartir
Publicidad
Publicidad

Maternidad y paternidad conscientes

Maternidad y paternidad conscientes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces uso la expresión maternidad consciente o paternidad consciente en mis artículos, pero me he dado cuenta que es una forma de explicar algo muy complejo que merece ser explicado.

La maternidad y la paternidad conscientes son privilegios a los que los padres no deberíamos renunciar. Va más allá que el decidir tener un hijo en un momento determinado de nuestras vidas, pero también implica eso. Es, sobre todo, empoderarnos de nuestra paternidad y maternidad, haciéndonos dueños de nuestra manera de criar, decidida e informadamente. Seguros de nosotros mismos.

Maternidad y paternidad conscientes

Cuando nos convertimos en padres todo nuestro universo cambia. Las prioridades deben cambiar necesariamente, pues ya no somos nosotros, los adultos, los que nos centramos en cubrir nuestras necesidades, existe un nuevo ser, indefenso y dependiente en todo de nosotros para su bienestar, que se convierte en el centro de nuestro existir.

Nuestro hijo nos necesita no solamente para que sus necesidades de cuidado, alimentación, calor y vestido estén perfectamente atendidas. El bebé tiene a sus padres como habitat natural y de ellos y del trato que le den dependerá su bienestar emocional, su crecimiento psíquico y su aprendizaje del mundo. Es una enorme responsabilidad, sin duda alguna.

Nuestro hijo y su felicidad son en buena medida algo que dependerá de nosotros. Las diversiones de la juventud, los caprichos, los viajes, las compras, todo esto termina, inevitablemente, en un segundo plano, pues el bebé necesita naturalmente nuestra compañía entregada y disfrutada para enfrentarse a la vida.

Vivir la maternidad y paternidad conscientemente es un proceso que debería comenzar antes del embarazo. Primero, analizando nuestras condiciones materiales, económicas y sobre todo organizativas, pues más que dinero el niño necesita atención. Si la madre va a seguir trabajando cuando se acabe la baja de maternidad, tan corta en este país, también es conveniente tener diseñada la manera en la que lo cuidarán otras personas en nuestra ausencia, para hacer que esa separación resulte lo menos dolorosa posible para todos.

Embarazo y parto

El embarazo es una etapa que vivir intensamente. Tiempo de lectura, de aprendizaje, de contactos con una red que nos acogerá cuando nazca el hijo. Informarnos sobre los procesos que se producen en nuestro cuerpo, responsabilizándonos de ellos, sin dejar todo en manos de los médicos, es parte de esta preparación.

Comprender el parto es otra parte indispensable de la preparación para una paternidad y maternidad conscientes. Dentro de las posibilidades de cada familia es aconsejable que puedan decidir el parto que desea la madre, la forma y el lugar donde quiere ser atendida, preparar incluso su plan de parto y hablarlo con la matrona o los médicos que la atenderán.

Disponer de datos sobre el centro o el profesional les ayudará a poder llegar al parto segura y confiada en que serán atendida según sus deseos y disponiendo de toda la información necesaria sobre el dolor o las posibles intervenciones necesarias que pueden producirse.

Un puerperio feliz

La lactancia y el cuidado del recién nacido, incluyendo las necesidades que tienen madre e hijo en esos primeros días, organizando el hogar y las visitas, preparando un nido acogedor e íntimo donde puedan construir el vínculo sin iterferencias es enormemente importante, no me cansaré nunca de exponerlo, pues de ello puede depender no solo el inicio de una lactancia exitosa, sino sobre todo la calidez y la paz que garantizan un puerperio feliz.

Para los bebés recibir lactancia materna es muy importante y la preparación de la madre, con conocimientos, información y una red de apoyo de grupos de lactancia y profesionales concienciados es crucial. Si, por el motivo que sea, la madre, conociendo los beneficios de la lactancia y la manera de conseguirla, decide no dar el pecho, también es conveniente que esté muy informada sobre como usar la lactancia artificial.

Crianza: maternidad y paternidad responsables

Pero sobre todo una maternidad y paternidad conscientes es hacerse responsables profundamente sobre la manera en la que criaremos al niño, comprendiendo sus necesidades y sus procesos evolutivos, independientes de las modas o las costumbres, completamente dueños de nuestras decisiones y seguros de ellas, mediante el estudio, el aprendizaje, la creación de redes de apoyo y sobre todo y ante todo, el diálogo abierto y amoroso entre los progenitores.

En Bebés y más | La edad de la maternidad, Maternidad slow, Decidir ser madre soltera, Ser un buen padre (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos