Compartir
Publicidad

La tiranía de la familia perfecta

La tiranía de la familia perfecta
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Da lo mismo donde miremos, colegio, televisión, cine, blogs, etc. Mires a donde mires siempre habrá quien te diga lo que está bien o mal, lo que debes hacer como madre o como padre, porque lo que importa es como te vean los demás, como es tu familia a sus ojos, es la tiranía de la familia perfecta.

¿Alguno se siente identificado con la familia tipo que se nos muestra en la sociedad? Porque encontramos dos tipos de familia, aquella familia perfecta, con niños que nunca molestan, siempre bien vestidos y como no, que casi ni hace falta decirles nada porque son como si adivinasen que es lo que quieren sus padres antes incluso que lo digan y por otro lado tenemos a las familias, generalmente numerosas, de niños que gritan, saltan, molestan y nunca saben como comportarse con unos padres que están saturados y dando entender que nunca debieron tener hijos. Si, eso es lo que venden, o eres de una o de la otra ¿y quién quiere estar dentro de un infierno?

178642059

Tienes que ser un padre o una madre perfecta para ser feliz

Seguro que todos tenemos en mente esas familias perfectas que se sientan a la hora del desayuno sobre mesas blancas con una vajilla completa, ¿se han fijado que en esas casas todos los platos y vasos pertenecen a la misma vajilla? No está ese vaso de reciclado de crema de cacao de los Angry Birds, o ese plato decorado de cierta marca de cereales, la taza de "al mejor padre", o de "mamá es la mejor", los manteles no tienen ni una mancha, por no decir que tampoco tienen ni una arruga, que nadie tiene sueño y se levanta con una sonrisa de oreja a oreja. Yo me levanto, llego a la cocina y me veo una mesa así y seguro que me despierto del susto (porque está claro que esa casa no es la mía)

Se supone que si eres padre te deben de gustar todos los aspectos de la paternidad y sino ¿para qué lo eres? Pues no, hay cosas de la paternidad que no tienen por qué gustarte, no es cuestión de que todo sea perfecto y de color rosa, la paternidad tiene sus momentos rosas, negros, rojos, verdes, etc. porque es el conjunto lo que al final compensará.

Si quieres ser feliz haz lo que digo

Desde el momento en que os convertís en padres todo el mundo a tu alrededor se convierte en un experto en pediatría que por supuesto tiene muchas mejores ideas que vosotros, porque las ideas de los demás siempre funcionan, lo raro es que con tus hijos no lo hacen. Será que son raros, ¿verdad?

155751694

Pues no, no existe una única forma de hacer las cosas bien y lo que funciona par tus hijos (que trabajo te habrá costado encontrar el truco) no tiene por qué funcionar con los hijos de los demás.

Padres, trabajadores, esposos, monitores de tiempo libre, cocineros asistentes personales.

No puedes ser un padre o una madre perfecta si no trabajas fuera de casa y recogen a los niños, les llevas a una o dos clases extraescolares mientras haces la compra fotografías cada una de las cosas que hacen tus hijos, llegas casa, preparáis la cena, baño, deberes, cuentos, sube las imágenes a alguna red social, preparas el disfraz para la fiesta del pequeño y un pastel que supere al anterior de arándanos que llevo la madre de otra niña la semana pasada.

¿En qué momento se ha convertido esto de la paternidad en una competición? ¿Desde cuando, para ser feliz con mi familia debo ser el mejor padre o madre del colegio? Esto no es ninguna competición, aquí no hay premio al final, de hecho el premio os lo dan al principio, son vuestros hijos, no lo olvidéis.

Nos venden que la felicidad está en los productos que ellos venden, en las vacaciones en resorts, que para ser una buena madre o padre hay que darles este o aquel producto y competir contra esto es muy complicado. Nuestra misión es enseñarles a nuestros hijos a ser felices valorando el aquí y el ahora, una sonrisa, una caricia, a disfrutar de ser niños, porque al fin y al cabo solo van a ser niños una vez.

188007935

Disfrutad de vuestros hijos, pero también de vuestra pareja, de la familia en conjunto, regalaros tiempo para vosotros mismos de vez en cuando porque no importa que todo esté perfecto, basta con que esté a nuestro gusto. Recordad que lo mejor sois vosotros.

Esta es mi última entrada como editor de Bebés y Más. Muchas gracias a todos los que os habéis pasado a leer alguna de mis entradas, tanto si os han gustado como si no, a los que habéis comentado, incluso a los que no habéis tenido tiempo para hacerlo, a todos un millón de gracias. Ha sido un placer.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio