El emotivo vídeo viral que nos recuerda que la llama de amor que enciende una madre queda grabada para siempre en los hijos

El emotivo vídeo viral que nos recuerda que la llama de amor que enciende una madre queda grabada para siempre en los hijos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Últimamente me pregunto, aún sabiendo que tanto la pregunta como la respuesta son muy complejas, qué quedará de mí en mis hijas... si voy a ser capaz de transmitirles los valores que me dejaron mis padres y si hay algo de todo aquello que lo adoptarán como suyo.

Justamente hace algunos días me topé con este vídeo viral de @melpaquot que describe a la perfección esos pensamientos y a quien queremos agradecer por permitirnos compartirlo aquí. Esa llama que representa la luz que nos transmiten nuestras madres desde que somos pequeños, que a veces no nos hace mucha gracia cuando somos adolescentes, que empezamos a valorar cuando nos hacemos adultos, pero que nos queda para siempre y sale a flote cuando nos convertimos en madres también.

Porque tanto las madres como los hijos crecemos a la vez. Cada palabra que decimos, cada juego que compartimos y cada día que vivimos forman un conjunto único e irrepetible que recibimos de forma distinta en cada época de nuestra vida, pero que dejan una huella imborrable que se queda grabada en nuestro interior.

Muchos aprendemos a ser hijos cuando nos convertimos en padres

Otra cosa que me recordó el vídeo es que muchos aprendemos a ser hijos cuando nos convertimos en padres: hasta que no nos vemos en esa misma situación no entendemos todos los esfuerzos que entraña cuidarles, criarlos y guiarles por la vida hasta que se pueden defender solos.

Es en ese momento cuando vemos claramente todo lo bueno que dejaron en nosotros e incluso nos damos cuenta que nos parecemos a ellas e imitamos muchas de las cosas que hacían con nosotros: vamos siguiendo el modelo que mejor conocemos y el más fuerte que tenemos sobre cómo ser mamá: nuestra madre.

Este vídeo me ha servido para recordar que mi influencia más importante siempre ha sido ella, mi madre, que a pesar de ser una mujer adulta, aún hay momentos en los que necesito que me ayude a encender la llama. También en que llegará el momento en el que puede que a ella también le suceda, momento en el que espero estar a la altura y ser tan amororsa como lo ha sido siempre cuando sea mi madre quien necesite de mi.

Temas
Inicio