Compartir
Publicidad
Publicidad

El niño ecológico

El niño ecológico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada día surgen más iniciativas encauzadas a concienciar y crear una mentalidad ecológica, que cuide la naturaleza y respete el entorno que nos rodea. Especialmente se ha de enseñar a los más pequeños estos valores, ellos son las nuevas generaciones que tendrán que vivir en este planeta y heredarán la situación que nosotros les dejamod en herencia.

Es muy evidente que el clima está cambiando, que la contaminación es notoria en todos los puntos de nuestro planeta, una de las formas para evitar que estos hechos aumenten y que en un futuro se puedan reducir, es enseñar a los niños la importancia del medioambiente en el que nos encontramos.

Intentar que nuestros hijos amen la naturaleza es tarea nuestra, lograr una armoniosa relación con el entorno que les rodea es una de las tareas que debamos realizar. Alrededor de los tres años de edad, un niño empieza a mostrar curiosidad, interés, deseos de conocer todo aquello que le rodea y le fascina, este es el momento ideal para empezar a encauzar a nuestro hijo sobre la forma adecuada de actuar, con respeto, con admiración, con pasión. Es aconsejable realizar distintos juegos que estimulen sus ganas de aprender y conocer, de esta forma conseguiremos que se acerquen directamente a la naturaleza, para ello debemos valernos de armas tan poderosas como son el tacto, el oído, la vista, el olfato... en resumen, todos sus sentidos, ya que a través de ellos, el niño capta profundamente todo lo que le rodea.

Mucho podríamos decir sobre qué tipo de actividades son las más aconsejables, algunos ejemplos serían el escuchar el armonioso canto de los pájaros en silencio y preguntarle al niño qué es lo que escucha o en su defecto, si aún no lo conoce, explicarle los tipos de sonido y preguntarle qué lo produce. También podemos contemplar las distintas hojas que nos encontramos en el suelo del parque o el bosque, jugar con ellas utilizando la fantasía, pintándolas, utilizándolas en distintas actividades manuales, etc.

Instaurar en los pequeños las reglas básicas para que respeten el medio ambiente es tarea obligatoria, no destruir las flores pisándolas, no molestar a los animalitos que puedan encontrar, no tirar basura, etc. Un lugar ideal en la red para aprender distintos tipos de juegos y cómo debemos concienciar a los más pequeños con respecto a la naturaleza, es la página de Greenpeace. Quién mejor si no esta asociación que vela por la naturaleza para ayudarnos en esta tarea.

Más información | Pequeño Greenpeace En Bebés y más | Cuentos educativos para cuidar el medio ambiente En Bebés y más | Fomentar en el niño el respeto por plantas y animales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos