Compartir
Publicidad
Publicidad

El Dalai Lama, su madre y la crianza

El Dalai Lama, su madre y la crianza
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 Me gusta conocer lo que opinan diferentes autores y personajes sobre la crianza y cómo educar y tratar a los hijos, porque considero que nuestra actitud hacia la infancia es lo que refleja realmente el alma de las personas.

Algunos autores me defraudan mucho porque parecen muy tolerantes y humanos, pero luego defienden mano dura y disciplina militar sobre los niños. Pero las opiniones del XIV Dalai Lama no me han decepcionado en absoluto, sino que son coherentes con una persona a quien el budismo tibetano considera la reencarnación del “Buda de la compasión”.

En septiembre dio una conferencia en el Palau Sant Jordi de Barcelona ante 14.000 personas sobre “El Arte de la felicidad”, título de su último libro junto con el psiquiatra Howard Cutler de editorial Grijalbo.

He elegido dos extractos de su discurso: uno es general pero podemos aplicarlo a la educación de nuestros hijos, y otro son sus recuerdos sobre su madre y su receta para la crianza.

“Esta sociedad ha desarrollado el bienestar material hasta extremos nunca conocidos y eso es bueno. Pero es curioso que, pese a todo, existe una creciente crisis a nivel mental. La solución a este nuevo problema no la podemos encontrar en el mercado, no la podemos comprar, ni siquiera en el médico, porque en realidad se encuentra en la compasión y en la bondad

“Mi madre era una campesina sin educación, pero también una mujer muy cariñosa y bondadosa. Estoy convencida de que gracias a ella yo desarrollé la compasión, mayor o menor, que pueda sentir ahora por los demás. Ella puso la semilla del amor en mi mente. Mi padre era un hombre severo y, si me hubiese educado sólo él, yo sería una persona diferente. Aconsejo dar el máximo afecto a los hijos y pasar el mayor tiempo posible con ellos porque la felicidad de la Humanidad depende de que las nuevas generaciones aprendan a amar más

En estas sabias palabras están los ingredientes mágicos de la crianza: amor y tiempo.

Gracias, Santidad y gracias a su madre.

Vía | Revista impresa Cuerpo y Mente 187 En Bebés y más | Punset, la crianza y el bienestar social En Bebés y más | Carlos González: "Los chavales de hoy son los que menos afecto reciben" En Bebés y más | Emilio Pinto, los hijos y los pimientos de Padrón En Bebés y más | Corinne Maier y su rechazo a la maternidad En Bebés y más | Rosa Jové: "El 80% de los niños duerme en compañía" En Bebés y más | Laura Gutman En Bebés y más | Carl Honore y el hyperparenting En Bebés y más | Isabel Aler, las madres insumisas y el trabajo como obstáculo para la maternidad En Bebés y más | Nuria Chinchilla y la concialiación laboral-familiar En Bebés y más | John Bowlby la teoría del apego En Bebés y más | Harry Harlow y la madre suave

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos