Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuanto mayor sea la madre, mayor es el abuelo

Cuanto mayor sea la madre, mayor es el abuelo
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado en más de una ocasión de la mejor edad para ser madre. Es evidente que la mejor edad, a nivel biológico, es cuando la mujer es más fértil y tiene más energía para cuidar de sus hijos, sin embargo, existen otros factores como la estabilidad económica, la relación de pareja o el sentimiento de “estar preparada” que pesan tanto o más que la edad.

Por estos motivos, y quizás también por otros más ociosos (“queremos viajar antes de tener hijos”, “queremos disfrutar la vida”...), las parejas están teniendo su primer hijo a una edad relativamente avanzada, a los 29,31 años (datos de 2006) y la tendencia parece ir en aumento (29,07 años en el año 2000).

Esto hace que los padres de los padres, es decir, los abuelos, sean cada vez mayores. No es difícil ver por la calle a abuelos “de dominó” (aquellos que, por su edad, vivían hace unos años la tranquilidad de poder sentarse a echar unas partiditas de dominó en el bar con los amiguetes o en casa con la mujer), tirando de carritos con bebés que a duras penas se mantienen sentados, situación que da que pensar, por el trabajo y el cansancio que estos niños generan.

Es por esta razón que el factor de la edad de los abuelos, si van a ser cuidadores, podría ser un dato a tener en cuenta a la hora de barajar el momento de ser madre y padre.

La relación con los abuelos, un tesoro impagable

Seguro que si preguntáramos a cualquier persona acerca de su relación con sus abuelos alzaría la mirada para evocar esos momentos y con media sonrisa nos explicaría “qué tiempos aquellos cuando…”.

La relación de los niños con los abuelos es uno de los mayores tesoros que nuestros hijos pueden tener, porque, como se dice habitualmente: “A los hijos se les cría y a los nietos se les malcría”.

Nietos y abuelos establecen entre sí unos lazos de confianza, de amistad y de complicidad que generan un traspaso de elementos de manera bidireccional que interesa a ambas partes. Los niños pueden contar con la experiencia de los abuelos, personas adultas repletas de información con tiempo y paciencia para transmitirla y los abuelos con la inocencia de los niños, personitas pequeñas recién llegadas, ávidas de aprender, llenas de alegría y felicidad, que iluminan los días de sus abuelos, cuando la edad empieza a oscurecer, en cierto modo, sus vidas.

Pero las energías menguan

abuelo-y-bebe2.jpg

Con el paso de los años, las energías de los abuelos tienden a menguar. Duermen menos, los dolores y males se multiplican y muchos adoran a sus nietos, pero se sienten agotados al dejarlos de nuevo con sus padres.

Sé que un caso no es más que eso, una anécdota, pero no puedo olvidar la historia de un hombre que cada día se ocupaba de sus nietos al que mi suegra le preguntó un día, al verlo cansado esperando en el banco a la puerta del colegio: “¿Se encuentra bien?”. El hombre suspiró y, quejicoso, le dijo: “Estoy tan cansado… pero esto nadie lo ve. Nadie se da cuenta”. Al día siguiente falleció.

Si tus padres van a cuidar de ellos…

Sé que pocas parejas se plantearán esto a la hora de poner sobre la mesa los pros y los contras de ser padres, pero quizás deberían hacerlo. Si los abuelos son los que van a cuidar de ellos, no esperes demasiado (si puede ser), o serán mayores y se sentirán cansados para cuidar a un niño (o varios, si tenemos más de uno o si nuestros hermanos/as también los tienen) en la época en que más energía gastan y más energía hacen gastar.

Fotos | Flickr – crimfants, Tanki
En Bebés y más | Abuelos niñera, Mi madre se quedará con mi hijo: ¿viene ella o se lo llevo yo?, La mejor edad para tener hijos, La mejor edad para tener el primer hijo es entre los 25 y los 29 años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos