Compartir
Publicidad

¿Buscas un nombre único para tu bebé? Es posible y te contamos cómo

¿Buscas un nombre único para tu bebé? Es posible y te contamos cómo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yo fui una de esas madres que buscaban un nombre especial para su bebé. Lo reconozco. Y lo encontré: con mucho significado para su padre y para mi y la fuerza que queríamos que tuviera nuestra hija. Y sí, es cierto, creo que Kenya tiene una personalidad increíble en parte gracias a cómo se llama (y a muchas cosas más, por supuesto).

Así que cuando me quedé embarazada de su hermano, de nuevo la misma pelea: teníamos que llamarle de una forma única, pues es tan importante como su hermana.

Y es que encontrar el nombre perfecto para nuestro bebé es una cuestión importante (para la mayoría de los padres) y ocupa tiempo durante la gestación. En España, el Registro permite casi todos los nombres, "siempre que no se perjudique objetivamente a la persona y no se haga confusa su identificación". Los padres se lanzan a inventar nombres e incluso hay profesionales que ayudan en la tarea de encontrar ese nombre único para el bebé.

'Casi' todos los nombres son válidos

¿Pasarse horas decidiendo el nombre para tu bebé y que luego lo rechacen en el Registro Civil? Ocurre y más a menudo de lo que pensamos. Porque, aunque las reglas parecen simples, a la Dirección General de los Registros y del Notariado llegan cada año las peleas pendientes en los registros civiles.

Entre esos nombres 'curiosos', el de 'Lobo', como unos padres de Madrid se empeñaron en llamar a su hijo y pelearon hasta que lo lograron.

Pero también 'Cariño' (porque sigue siendo un apodo), 'Lluvia de Abril' (porque Abril puede ser un apellido), 'Iune' (porque la Academia de la Lengua Vasca reconoce June, no Iune)... son nombres que no han sido admitidos en el Registro Civil de diferentes provincias.

Según el Ministerio de Justicia, hoy en día casi todos los nombres son posibles, siempre que no se perjudique objetivamente a la persona y que no se haga confusa su identificación: un apellido convertido en nombre o, por ejemplo, un nombre que induzca a error sobre el sexo.

Es el caso, por ejemplo, de Ari, que según el Registro de Mataró no es aceptable porque puede ser el diminutivo de Ariel o de Ariadna.

No pueden imponerse más de dos nombres simples o uno compuesto y no puede atribuirse a un hermano el nombre de otro hermano vivo.

Tampoco faltan los padres que se arrepienten con el tiempo de su elección, o el adulto que se pelea para cambiar el nombre que le pusieron sus padres.

Pero el Ministerio de Justicia sostiene que para cambiar un nombre se necesita una "causa justa": cuando se demuestra que habitualmente se usa un nombre distinto del que consta en el Registro, para traducir un nombre extranjero o adaptarlo a las lenguas oficiales del país.

También la transexualidad es una razón válida para cambiar el nombre de un niño en el Registro, sin tener que esperar a que sea mayor de edad. Más fácil desde que se aprobó hace poco más de un mes, la posibilidad de que "los menores transgénero que cuenten con suficiente madurez" puedan cambiar el sexo también en el Registro.

Mi búsqueda de nombres "únicos"

Según explican a Bebés y Más Raúl y Sergio Ituero, los creadores de Aván&Era (una empresa 'buscadora de nombres nuevos'), "las peticiones de los padres son de lo más variado: *“que suene tierno”, “que tenga fuerza”, “que tenga personalidad” o “que tenga un significado bonito”.*

En mi caso me identifico con dos de ellas: que tenga un significado especial para la familia y que tenga fuerza. Sé que solo es un ejemplo (y quizás ni siquiera bueno) pero si vas a ser madre y dudas por dónde comenzar a buscar, quizás mi experiencia pueda ayudarte. Al menos, a mí me hubiera gustado en mi día que alguien me orientara por dónde comenzar.

Soy una viajera incansable y hay países, lugares, nombres que te dejan una huella especial. Y fue por ahí que empezamos a barajar posibles nombres para nuestro hijo el mismo día que el test de embarazo dio positivo.

Como asturiana, me seducía (nos seducía a su padre y a mí) la idea de un nombre que recordara a nuestra hija sus orígenes, pero todos los que nos atraían para niña (Xana, Xandra...) incluía la 'letra X' y los abuelos e incluso otros niños tenían dificultad para pronunciarla. Así que adiós a la idea, porque no queríamos (como todos los padres) que nuestra hija fuera objeto de bromas o equívocos.

Por otro lado, nuestro último viaje había sido a Kenya y nos enamoramos de la sabana, así que seguimos por ahí: África, Kenya, Sabana... Y ganó el nombre del país, como se escribe en origen, con 'y'. Tuvimos que soportar las bromas y rechazo de la familia tildándonos de locos e incluso de malos padres porque íbamos a marcar a nuestra hija con un nombre absurdo para siempre.

Pero nos dejamos guiar por el corazón y hoy mi hija es una joven valiente, exitosa y feliz que lleva con orgullo un nombre que siempre ha defendido y corregido, cuando pretenden escribir el país en español: "Me llamo Kenya, como el país". Puede gustar más o menos pero nunca pasa indiferente.

En cuanto a mi segundo hijo, la búsqueda fue aún más intensa, porque queríamos que fuera igual de especial que el de su hermana. Así que comenzamos investigando nombres quechuas e indígenas, porque nuestro último destino había sido el Amazonas, en Perú, y nos enganchó la gente, la selva... Pero los nombres, con significados maravillosos, resultaban imposibles de pronunciar y temíamos un bullying total a nuestro hijo.

Así que como el niño nacería en Madrid, retomamos la posibilidad de buscar en mis orígenes y, eliminadas las opciones con 'X' de nuevo (Xavier, Xandro, Xenaro...), llegamos a Yago, Santiago en asturiano. Y, de nuevo, parece que hemos acertado, aunque no resulte un nombre tan exclusivo. En cuanto alguien le pregunta si es gallego, por el nombre, enseguida se encarga de aclarar: "Me llamo Yago no Iago, que es como se escribe en gallego" y tan feliz. Porque sí, es un niño feliz, con un nombre corto, que le recuerda que su familia materna es de la tierrina.

Los profesionales "inventan" un nombre para tu bebé

Nombres Bebe

El riesgo que corremos al crear un nombre nuevo es que el Registro Civil no lo admita, porque no está escrito en ningún sitio ni se usa.

Pero para los hermanos Sergio y Raúl, las mentes creativas de Aván&Era, este no es un problema. Ya han inventado nombres para padres sin que hayan sido rechazados.

Nos cuenta Raúl que son publicistas de profesión, especialistas en 'verbal identity'. En 2012 crearon la marca Damenáme, donde han creado nombres para empresas de lo más variopintos, como 'Berídico' o 'Quesito Films' y tres años más tarde se les ocurrió "utilizar este conocimiento a la hora de nombrar en beneficio de los padres que están a punto de tener un bebé y se ven envueltos en el cacao, que lo es, de ponerle nombre".

Nueve meses después nació Eire, la primera niña de Europa cuyo nombre propuso una empresa. Aseguran que lo hicieron y, lo siguen haciendo de forma gratuita a través de su página de Facebook.

"Rápidamente nos empezaron a llegar peticiones que incidían sobre la originalidad del nombre, y ahí surgió Aván&Era".

Así se logra un nombre único

Nos explica Raúl que:

  • Primero tienen una entrevista con los padres, ya sea personal, por Skype o teléfono en último caso. Les preguntan sobre sus preferencias: idiomas favoritos, si quieren que sea largo o corto, compuesto, letras tabú, iniciales… Aseguran que "surgen muchas especificaciones, ya que es un traje a medida".

  • Cuando tienen toda esa información utilizan técnicas de creatividad como el brainstorming, los mapas mentales, las palabras aleatorias y otras inventadas por ellos. También hacen investigación histórica pura y "consultan cientos de diccionarios".

  • Al llegar a una lista de unos cien nombres que nos gustan, vemos cuáles engranan mejor con los apellidos de los padres y finalmente hacemos la comprobación de que no existe ningún nombre así en el Instituto Nacional de Estadística.

  • Normalmente son nombres nuevos, pero alguna vez han rescatado nombres "que estaban enterrados bajo una pila de años".

  • Y, como "casi todos los nombres son posibles, siempre que no se perjudique objetivamente a la persona", estudian ese 'casi' en concreto y que depende de la subjetividad del funcionario. Realizan un trabajo previo para asegurarse de que no habrá problemas de inscripción.

Un ejemplo concreto único en el mundo

Nombres Bebe

Aseguran los directores de Aván&Era que "lo que más nos interesa es la privacidad de los menores y por eso firmamos un contrato de confidencialidad con los padres en el que nos comprometemos a no revelar nunca los nombres presentados".

Así que cuando les pedimos que nos desarrollen un caso en particular, tiran de un ejemplo inventado:

"Imaginemos que se ponen en contacto con nosotros dos futuros papás de una niña: Inma Vega y Francisco Arroyo. Inma es asturiana y Francisco de Madrid. Les gustaría que el nombre tuviera un poco de la tierra de cada uno y que el apellido Vega vaya en primer lugar, pues está a punto de perderse en su familia.

Lo primero que detectamos es que Vega significa “terreno bajo a las orillas de un río” y Arroyo es un “río pequeño”. Esa casualidad, que el agua esté presente en sus dos apellidos, nos invita a investigar por ahí. Buscamos si hay algo en Madrid que nos remita a 'agua', y lo encontramos. Descubrimos que está en la propia etimología de la ciudad: Madrid en árabe se decía Mayrit, que significa “cauce”. Incluso los arqueólogos encontraron un lema precioso en las murallas de la ciudad: “Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”.

Por otro lado, buscamos en la mitología asturiana y descubrimos que hay una diosa del agua y la feminidad llamada Deva. Comenzamos a hacer combinaciones con Mayrit y Deva y, entre muchas, elegimos Devay".

Explican que lo último que hacen es buscar en el INE (Instituto Nacional de Estadística). Y tras comprobar que no hay nadie llamado así, lo presentan a sus clientes junto a otras dos opciones.

Quizás deberían andar con cuidado porque puede que alguien les robe "cariñosamente" el nombre que les sirve de ejemplo y tengan que buscarse otro. ¿Qué te parece?

Vía | ABC

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los nombres de niña que son tendencia en 2019, Los nombres de niño que son tendencia en 2019

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio