La temperatura interior de un coche al sol alcanza los 49 grados en una hora, suficiente para matar a un niño de un golpe de calor

La temperatura interior de un coche al sol alcanza los 49 grados en una hora, suficiente para matar a un niño de un golpe de calor
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Mientras gran parte de España aún sufre una ola de calor, es momento de recordar los terroríficos efectos que dejar a un niño en el coche al sol, aunque sea solo unos pocos minutos puede tener para un niño pequeño.

Por eso, aunque nunca hay que dejar a un bebé dentro de un coche cerrado, ni siquiera en invierno, con las altas temperaturas, más que nunca, hay que recordarlo para no tener que lamentar accidentes.

La Sociedad Española de Atención al Paciente Crítico (SEAPC) y la empresa especializada en seguridad infantil RiverKids realizaron un estudio sobre el golpe de calor en el coche, una simulación práctica en cuatro escenarios distintos, para medir la temperatura interior que alcanza un vehículo y los riesgos que implica, y los resultados son aterradores: dejar a un bebé o un niño pequeño durante una hora en el interior de un coche sin refrigeración, con 31°C en el exterior, mientras hacemos nuestros recados, acabaría con su vida al sufrir un golpe de calor, al alcanzar el habitáculo cerca de los 50°C.

Ni cinco minutos al sol

La frase, "solo tardo una hora", puede resultar fatal para un niño cuando nos referimos a dejarle el interior de un coche en verano, a pleno sol. José María Arévalo La Calle, presidente de SEAPC advierte:

“La hipertermia mayor de 40 grados de origen ambiental provoca afectación progresiva de muchos órganos: muscular, cardiovascular, renal, pulmonar, neurológico…, llevando a la muerte del niño, ya que, temperaturas por encima de 42 grados, conllevan la muerte celular".

“Los niños pequeños, por su inmadurez, son muy sensibles a temperaturas elevadas porque aún no tienen bien desarrollado la termorregulación”.

Pero por increíble que pueda parecernos, cada verano salen a la luz noticias de niños que han muerto tras haber sido dejados por sus padres encerrados en el coche. Algunos han sido "olvidados" y otros los han dejado a conciencia mientras iban a hacer un recado o comprar alguna cosa, porque han considerado que "total, son solo unos pocos minutos".

Así lo demuestra esta simulación práctica, que recrea cuatro situaciones muy comunes en las vidas de muchas familias en España, para medir la temperatura interior que alcanza un vehículo y los riesgos que implica, tomando como variables la temperatura, las zonas del interior del vehículo, las horas del día y el tiempo de exposición.

En las horas centrales del día, en dos horas, un vehículo al sol puede alcanzar casi los 60ºC, cuando en el exterior la temperatura es de 32ºC, una diferencia de más de 26º C en el interior del coche

En qué consistió el experimento

Verano

El estudio fue realizado en julio 2020 y junio 2021, en Zaragoza, Valladolid y Madrid. Se utilizó un coche tipo SUV (BMW X5) con cristales tintados en intensidad media en la parte trasera del vehículo y se tomaron medidas de temperatura en el asiento trasero derecho porque en casi el 70% de los coches con sistemas de retención infantil instalados están en esa posición (caso 1 y 2 toma de temperatura en el reposa cabezas y en el caso 3 toma de temperatura en el interior de un SRI Maxi-Cosi Cabriofix a la altura de la salida del arnés en los hombros).

  • Caso 1. Un adulto deja el coche en la calle y al sol para acudir al trabajo en la franja de 08.00 a 15.00 horas. A las 15h, con una temperatura exterior de 36ºC, se registraron dentro 59º C. En algunas partes de la zona delantera del auto se registraron 65ºC.

  • Caso 2. Un vehículo en la calle durante dos horas, de 10.00 a 14.00 horas, donde se puede realizar distintas gestiones y recados, cuando la temperatura exterior pasa de 22°C a 32°C grados. A las 14 h, con 32º C fuera, se alcanzaron los 50ºC en el coche.

  • Caso 3. El coche al sol en las horas centrales del día, de 14.30 a 16.30 horas, y la temperatura en el interior aumenta de forma mucho más rápida. A las 16,30 h, se alcanzan dentro los 58º C.

  • Caso 4. Se deja el coche al sol entre las 14.00 y las 17.00 horas, con una temperatura exterior más suave, entre 21 y 24 grados, pero en el interior comprobamos como, en tan solo una hora, la temperatura sube 17 grados para situarse en 41°C, y a las 3 horas el vehículo se ha puesto en 50°C.

“Hoy la mayoría de vehículos tiene climatización y el interior del coche suele ser un lugar seguro porque puede estar a 24 grados cuando en el exterior hay 40 o 45 grados de temperatura. El problema, como hemos visto con claridad en los 3 casos prácticos, puede comenzar cuando ese coche se detiene al sol y pasa varios minutos e incluso horas bajo el sol”, comenta el Director General de Rivekids, José Lagunar.

Consejos para actuar frente al exceso de calor en el interior de un coche

Los expertos señalan cuatro claves de seguridad:

  • No dejar NUNCA a un niño en el interior del coche solo. También extensible a todo tipo de mascotas.

  • Si no hemos cumplido el punto 1, existen en el mercado distintos accesorios para no olvidar a un niño en el coche, provistos con diferentes soluciones tecnológicas que nos ayudarán a recordar y vigilar en todo momento que tenemos a un niño en el interior del vehículo.

  • Cubrir el sistema de retención infantil, cuando no está al niño, con una funda anticalórica o un sencillo parasol de salpicadero. De esta forma conseguiremos que la superficie de la silla, el arnés y el broche tengan mucha menor temperatura que si los da directamente el sol.

  • Rebajar la temperatura del interior del coche antes de montar al niño o bebé en el interior del coche.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Rescatan a un bebé del interior de un coche aparcado al sol a 37 grados en Madrid, Condenan a un padre por dejar a su hijo solo dentro del coche mientras iba a un club de intercambio de parejas

Temas
Inicio