Te distraes dos segundos y el bebé se puede caer al suelo: cómo evitar caídas del cambiador

Te distraes dos segundos y el bebé se puede caer al suelo: cómo evitar caídas del cambiador
Sin comentarios

Usar el cambiador es comodísimo para vestir al bebé o cambiar el pañal, ya que podemos tenerlo todo a mano y porque nuestra espalda no sufre. Sin embargo también puede llegar a ser bastante peligroso: según estimaciones de la European Injury Database (IDB), de los 28 estados miembros de la Unión Europea, aproximadamente 5500 niños, de entre 0 y 4 años, sufren cada año lesiones relacionadas con cambiadores lo suficientemente serias como para necesitar asistencia sanitaria.

Por eso, siempre que pongamos al bebé en el cambiador, es indispensable no separarnos de ellos ni un segundo, ni siquiera cuando aún no se dan la vuelta, porque puede ser en ese preciso momento cuando intenten hacerlo por primera vez, ya que, según la Asociación Española de Pediatría, la mayoría de estas lesiones ocurren en el primer año de vida del niño.

¿Cómo debemos usar los cambiadores de manera segura?

Cambio Panal

Aunque la respuesta a esta pregunta pueda parecer muy lógica, hay aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de utilizar el cambiador y que no debemos obviar, ni cuando somos padres primerizos, ni cuando ya tenemos experiencia.

  • Preparar todo lo que necesitamos de forma previa para no tener que movernos cuando estamos cambiando al bebé.
  • Utilizar en todo momento el cinturón de seguridad (cuando lo tenga).
  • Tener en cuenta que los niños pueden zafarse de dichos mecanismos de  seguridad. Nunca te confíes.
  • Mantener al bebé al alcance de la mano en todo momento.
  • En caso de tener que salir del cuarto, llevar al bebé consigo.
  • Otra alternativa es cambiar al bebé en el suelo, sobre una alfombra y un cambiador portátil para evitar caídas al cambiarlo.

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar o utilizar un cambiador?

Cambiador
  • Debemos asegurarnos de que el cambiador cumple la norma europea de seguridad EN 12221-1:2008 para cambiadores para uso doméstico.
  • Debemos elegir un cambiador con una base amplia para que sea estable, paneles laterales y frontales elevados y cinturón de seguridad de manejo  sencillo.
  • Debemos asegurarnos de que el cambiador permita tener todo el material necesario al alcance de la mano.

Imagen | freepik


Temas
Inicio