Compartir
Publicidad
Publicidad

Siempre en el médico: el uso inapropiado de los sistemas de salud

Siempre en el médico: el uso inapropiado de los sistemas de salud
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El niño duerme “mal”, o es muy inquieto, o ha vomitado o tiene fiebre… y queremos una solución médica inmediata. La paciencia, el sentido común, parecen ser virtudes precisamente poco comunes en nuestro entorno.

En alguna ocasión os hemos hablado de la medicalización de nuestra sociedad, de cómo buscamos soluciones médicas a problemas que no lo son, o de cómo acudimos a los servicios de pediatría, muchas veces de urgencias, con situaciones que no necesitan asistencia (urgente o no).

Si esta asistencia a Urgencias no conllevara ningún perjuicio, perfecto. Pero el sistema sanitario no es precisamente boyante, y los recursos son limitados: en dinero, en tiempo, en personal…

Hacen falta más pediatras, y los que hay no pueden estar “desaprovechados”, ocupándose de problemas menores que no necesitan atención médica. En muchas ocasiones los padres tienen unas expectativas irreales sobre el curso de una enfermedad, y creen que acudiendo pronto al médico se solucionará antes, cuando muchas veces no es así.

La fiebre es el síntoma típico que lleva a urgencia a muchos padres, aunque realmente en pocas situaciones sea verdaderamente un problema urgente. Un catarro, diarrea, caídas leves… son otras situaciones que en principio no son preocupantes y, en un entorno con deficiencias en el sistema sanitario, deberíamos saber tratar en casa, aunque no siempre es fácil mantener la calma y especialmente los padres primerizos “pecamos” de inseguros.

En el último número de la revista “Famiped” encontramos un interesante artículo sobre “Cómo hacer un uso apropiado del Sistema Sanitario Público”, desde la perspectiva de un pediatra de Atención primaria.

En él apela a una reflexión por parte de todos los ámbitos implicados: familias, profesionales sanitarios y administración sanitaria, haciendo especial hincapié en la recuperación del papel activo de la familia en los cuidados de la salud de sus hijos.

Un texto interesante para recordarnos cómo no abusar del sistema sanitario, haciendo un uso apropiado del mismo y sabiendo discernir cuándo un problema tiene poca trascendencia como para consumir recursos públicos y evitar que dichos recursos lleguen cuando de verdad se necesitan.

Más información | Famiped
Foto | Tomas Fano en Flickr
En Bebés y más | Vómitos del bebé: cuándo ir a Urgencias, Cómo medirle la fiebre al bebé, El bebé tiene fiebre: qué hacer, Calmar la fiebre antes de tratarla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos