Compartir
Publicidad

Retiran la custodia a los padres de un niño de dos años por el exceso de humo en su hogar

Retiran la custodia a los padres de un niño de dos años por el exceso de humo en su hogar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ocurrió en Reino Unido, donde ultimamente se han edurecido las leyes contra el consumo de tabaco y la protección de menores. En este último año han aumentado un 10% los casos en que los Servicios Sociales se tienen que hacer cargo de la custodia de menores, aunque parece que este es el primer caso en el que el exceso de humo se ha tenido en cuenta como otro factor más a la hora de evaluar la capacidad de unos padres para cubrir las necesidades de un bebé.

Según la trabajadora de los Servicios Sociales, el ambiente en la saca era irrespirable, lo que les llevo a denunciar el caso ante los tribunales con el desenlace conocido: retiran la custodia a los padres de un niño de dos años por el exceso de humo en su hogar.

Istock 000015084451 Small

El humo no fue el factor principal pero si determinante

Los motivos por los que los Servicios Sociales retiraron la custodia del bebé de dos años a sus padres fueron varios: por una parte el estado mental del padre no le permitía cuidar correctamente de su hijo,también los servicios sociales encontraron parafernalia para el consumo de drogas en la casa, y según palabras de la trabajadora, cuando llegó a la casa había una nube de humo entorno al padre y al bebé que dormía junto a él y que llevaba tiempo sin sentirse bien.

Reincidencia

No era la primera vez que los Servicios Sociales alertaban a la pareja de las condiciones insalubres en las que mantenían su hogar y al bebé, de hecho, hace unos meses se le habían recetado inhaladores al pequeño.

Según la sentencia, "queda claro que los padres no han sabido reconocer o apreciar la preocupación existente por la salud del niño, ni tampoco adaptar su conducta". Y por tanto, en una resolución sin precedentes en el país, consideran que la única solución al problema es la adopción del bebé.

Nuestra responsabilidad como padres

Creo que la gran mayoría tenemos muy claro que tener un hijo no es una decisión para tomar a la ligera. Nuestra responsabilidad con ellos empieza ya desde el embarazo, adaptando nuestros hábitos en caso de no ser lo suficientemente saludables y velando luego por darle siempre lo mejor que, dentro de nuestras posibilidades, sea posible.

No es necesario que nuestros hijos vivan en palacios, pero hasta los niños que viven bajo el umbral de la pobreza reciben las mejores atenciones que sus padres pueden darles. Un caso como este, es pura y dura negligencia. No pueden excusarse en el desconocimiento, pues hoy en día todos tenemos muy claros que el tabaco y las drogas son perjudiciales, sobre todo para los más pequeños. Para mí, ante lo que cuenta el artículo, queda claro que estos padres han fallado en su principal y casi única obligación: cuidar de su hijo.

Retirar la custodia de un hijo

No puedo imaginarme a un juez sentenciandome a perder para siempre la custodia de mis hijos, a que sean entregados a otra familia porque yo no he sabido, ni querido cumplir con mis obligaciones, a pesar que para mi nunca será una obligación cuidar y velar por aquellos a los que amo. No entiendo lo que pasa por la mente de esos padres. Dicen que él era inestable mentalmente, ¿pero su madre? ¿Cómo una madre tampoco hace nada? ¿Qué ha fallado en este caso? ¿Qué hubiéramos podido hacer por devolverle a ese bebé la familia que se merece? Son las preguntas que me hago.

Proteger a los más pequeños de los ambientes dañinos y los malos ejemplos

Istock 000018836706 Small

Hemos pasado en los últimos años de una sociedad que casi idolatraba el tabaco a señalar a los fumadores e ir reduciendo, cada vez más, los espacios en los que esté permitido fumar.

Fui un fumador empedernido, de esos que lo primero que miraban antes de salir de casa era si llevaban el paquete de tabaco o no o de los que se preocupaban antes de si tenían suficiente tabaco en casa antes que leche o comida para la cena. Se como se vive en las dos orillas de este rio y lo difícil que es dejar un hábito que hasta ayer era sinónimo de "hacerse mayor". Por eso, cuando nacieron mis hijos comenzamos a fumar lejos de ellos y a evitar ir a ciertos lugares que antes frecuentábamos, pero aún así seguía siendo un cargo de conciencia cada vez que salía a fumar o cuando mi hijo mayor me observaba atento lo que hacía.

Conseguimos dejarlo y ahora podemos decir que mi casa es un lugar libre de humos de tabaco y que mis hijos, en lo que a nosotros se refiere no tendrán el ejemplo de un padre y una madre fumadores como tuvimos mi mujer y yo. Creo que unos padres deben dar ejemplo y ser consecuentes con sus comportamientos. Era difícil explicarle a tu hijo que si fumar era tan malo, tú lo siguieras haciendo. Llega un momento en que simplemente te dejas de creer las excusas y de mirar para otro lado.

No debemos olvidar que España es el país de la Unión Europea donde más padres fuman delante de sus hijos. Esto es algo que deberíamos cambiar. Se lo difícil que es dejar de fumar, pero nuestros hijos merecen el esfuerzo.

Imagen| iStock Vía | el mundo
En Bebés y Más | Papás que no dejan de fumar, Dormir con padres fumadores triplica el nivel de nicotina en el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio