Compartir
Publicidad
Publicidad

Ola de calor y niños

Ola de calor y niños
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos estos días sofocados. Según las previsiones, las temperaturas superarán hoy los 40 grados en varias provincias de España, así que es muy importante que tengamos en cuenta algunas recomendaciones para hacer frente a la ola de calor con niños.

La exposición del cuerpo a temperaturas muy altas puede tener consecuencias como la deshidratación o el golpe de calor, especialmente en los niños pequeños, que son más susceptibles a sufrirlos. Veamos entonces qué consejos seguir para evitarlos.

Usar gorra y protección solar

Evitar el sol directo en la cabeza es una medida fundamental para evitar el golpe de calor. Si nos enfrentamos a un rápida exposición una temperatura exterior muy alta y no disponemos de elementos para protegernos de ella, el mecanismo de termorregulación del organismo puede verse afectado y no actuar adecuadamente.

Las gorras, preferentemente con viscera ancha y transpirables, ayudan a evitar los rayos de sol directo sobre la cabeza del niño, lo que puede conducir a la insolación con cefaleas, y en casos graves hasta pérdida de conocimiento.

La protección solar para proteger su piel ante posibles quemaduras también es imprescindible si el niño va a estar al aire libre, aún cuando esté a la sombra.

Beber líquidos

ola-de-calor-ninos

Cuando las temperaturas son altas, el mecanismo de regulación corporal hace que sudemos por lo que el organismo necesita reponer líquidos con mayor frecuencia para evitar la deshidratación.

Por eso, es muy importante el consumo de agua en verano. Los bebés y los niños pequeños son más propensos a sufrir deshidratación ya que el porcentaje de agua de su cuerpo es mayor y su equilibrio es más débil. Aún están en maduración los centros reguladores de la sed, y tienen una mayor dificultad para afrontar la necesidad de agua.

A los niños que son amamantados, hay que ofrecerles el pecho con más frecuencia, ya que a través de la leche de la madre reciben el agua, las sales y los nutrientes necesarios para evitar la deshidratación.

La cantidad de agua diaria que debe beber un niño es de entre 50-60 ml por cada kilo de peso, es decir medio litro de agua para un bebé de 10 kilos, por ejemplo. Hay que anticiparse a la sensación de sed. Los expertos recomiendan dar agua, zumos o lácteos cada dos horas a los niños de entre 0 y 3 años.

La hidratación también puede aportarse a través de alimentos como la fruta (piezas o zumos naturales), las verduras y hortalizas frescas y cocidas. También helados, tés fríos, batidos fresquitos, etc.

Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día

Para prevenir un golpe de calor o la deshidratación, lo más recomendable es evitar exponer al niño al sol en las horas centrales del día, entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde.

Busca un lugar sombreado y fresco si vais a estar al aire libre, puede ser debajo de un árbol, o de una sombrilla, mojando la cabeza del niño o utilizando un vaporizador con agua para refrescarle. Siempre con ropa fresca y las menores prendas posibles.

En casa recurrid a ventiladores, aires acondicionados, abanicos, duchas frescas.

No dejar a los niños en el coche... ni por cinco minutos

A pesar de las recomendaciones, cada verano se conocen noticias desagradables sobre niños que han sufrido graves consecuencias (alguno incluso la muerte) por haber sido dejados dentro del coche con temperaturas elevadas.

Nunca se debería dejar a un niño dentro de un coche, ni en invierno ni en verano, pero en verano es especialmente peligroso. La temperatura que alcanza el interior de un coche es suficiente para que se deshidraten en pocos minutos, pudiendo llegar a desmayarse o incluso morir.

Recordemos que los niños pequeños gestionan el calor peor que los adultos.

Esperamos que esto consejos os vengan bien estos días en los que la ola de calor parece no darnos tregua. Los niños deben estar bien protegidos e hidratados para disfrutar de los días de verano de forma saludable y segura.

Foto | Ed Yourdon y lindsey geeen Flickr En Bebés y más | Verano con niños: consejos sobre las altas temperaturas, Golpes de calor: reconocerlos y actuar, Con el calor, mantener al bebé bien hidratado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos