Compartir
Publicidad
Publicidad

El calor ha vuelto y los coches siguen siendo igual de peligrosos para los niños‏

El calor ha vuelto y los coches siguen siendo igual de peligrosos para los niños‏
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El calor ha vuelto y parece ser que esta vez ya viene para quedarse, así que empieza a ser importante de nuevo tener especial precaución con los niños tanto a la hora de salir a la calle, como a la hora de tenerlos hidratados y en ambientes donde no puedan pasar excesivo calor.

Con esto me refiero, sobretodo, a los coches. Ayer mismo a mi hijo se le ocurrió quitar la llave del contacto mientras esperábamos en la puerta del colegio con el coche al sol y los escasos 20 segundos que pasaron hasta que logré recuperar las llaves y encender de nuevo el coche me hicieron sudar y hacerme sentir sin aire.

Si en menos de un minuto empecé a sentir el vapuleo de una temperatura elevada dentro de un vehículo, imaginad qué puede ser para un bebé pasar varias horas en estas condiciones.

Ha vuelto a suceder

Son ya varios los casos de muertes en niños que se han quedado dentro de un coche, la mayoría de veces olvidados, y por desgracia ha vuelto a suceder algo así, esta vez en Italia, donde una niña murió hace escasos días al quedarse cinco horas dentro de un automóvil, olvidada por su padre que debía dejarla en la escuela infantil.

Cuando el padre llegó al coche la niña respiraba con dificultad. Fue ingresada en el hospital pediátrico de Salesi de Ancona, donde falleció tres días después.

Nunca dejes a un niño dentro de un coche

Haga calor o no, nunca nadie debería dejar a un niño solo dentro de un coche, por los riesgos que puede llegar a correr (igual que no lo dejamos solo en ningún otro sitio). Centrándonos en los golpes de calor, es importante saber que en un día de verano, a unos 33ºC, incluso cuando las ventanillas del coche están un poco bajadas, la temperatura interior puede llegar a 48ºC en apenas 20 minutos y a 65ºC en 40 minutos.

Ante esta temperatura y teniendo en cuenta que los niños gestionan el calor peor que los adultos es fácil entender que a medida que pasan los minutos empiezan a deshidratarse, llegando a desmayarse e incluso a morir si no se pone remedio.

Es cierto que todos tenemos unas vidas muy ajetreadas, pero eso no es excusa para tener en cuenta los riesgos que corre un niño en un coche y el peligro de dejarlo dentro (o de dejárnoslo dentro).

Foto | Rabble en Flickr En Bebés y más | El coche no es un lugar para que los niños estén solos, Nunca hay que dejar al bebé solo en el coche, ¿Qué harías si vieras niños solos en un coche?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos