Compartir
Publicidad

Niños y tatuajes temporales: atención a los tatuajes de henna negra

Niños y tatuajes temporales: atención a los tatuajes de henna negra
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta época salimos más a menudo y especialmente los lugares de vacaciones se llenan de puestecitos de manualidades, trencitas y tatuajes de henna... Propuestas muchas veces orientadas a los niños, alguna de las cuales podría entrañar riesgos.

Las Asociaciones de Pediatría han llamado la atención sobre los riesgos de los tatuajes de henna negra para los niños, unos tatuajes temporales que se suelen ofrecer como inocuos para adultos y niños.

Pero de forma paralela al aumento de la difusión de los tatuajes de henna negra están apareciendo múltiples casos de eccemas de contacto alérgico tras su realización, muchos en niños y adolescentes. Veamos en primer lugar en qué consisten estos tatuajes temporales.

La henna negra no es henna natural

La henna es una planta nativa de algunas regiones de África, Asia y zonas áridas de Australia (su nombre científico es Lawsonia inermis). Se utiliza desde tiempos inmemoriales para decorar el cuerpo, ya que sus hojas, una vez que han sido molidas, producen un tinte de color rojo. Este tipo de decoración, conocida como "mehndi", todavía se usa hoy en muchos lugares del mundo para decorar la piel en festivales y celebraciones culturales.

Pero no es exactamente esta tintura natural la que se emplea en nuestro entorno en los puestos y locales que ofrecen tatuajes temporales de henna negra. Una opción de ocio (pagado) que surge en verano en muchos lugares vacacionales, mercadillos, locales... y que invitan a decorar nuestro cuerpo con estos tatuajes que "no pinchan" (no son subcutáneos).

Mediante un vistazo a varios artículos publicados en la revista Anales de Pediatría advertimos esos riesgos, que provienen principalmente del hecho de que la henna negra contiene parafenilendiamina (PPD) en su composición, un colorante sintético cuyo principal uso es como componente de tintes capilares, con gran poder sensibilizante.

La asociación de la PPD con la henna tiene como finalidad acortar el tiempo de penetración e impregnación del tinte y aumentar la intensidad de la coloración. Pero al tratarse de un producto con tal poder sensibilizante, su uso está regulado en los productos cosméticos comunes.

En uno de estos estudios leemos que según la normativa vigente en la Unión Europea sobre la composición de los productos cosméticos, la PPD no puede estar a una concentración mayor del 6 % y no puede aplicarse directamente sobre la piel, las cejas o las pestañas.

Pero mientras que en los tintes capilares otros componentes (sobre todo peróxido de hidrógeno) aceleran la oxidación de la PPD, degradándola y limitando su capacidad sensibilizante, en los tatuajes, este proceso de neutralización no existe, por lo que la PPD se mantiene directamente en contacto sobre la piel durante varios días.

Los tatuajes de henna negra no están contemplados en la anteriormente mencionada normativa sobre cosméticos, situándose en un vacío legislativo que da lugar a la aplicación no profesional, sin control, de estos tatuajes, de los que es imposible conocer la composición exacta.

Reacción tatuaje henna

¿Qué reacciones provoca la henna negra en niños?

También la FDA en Estados Unidos ha llamado la atención sobre los posibles peligros de estos tatuajes temporales, y hace unos años os hablamos de un impresionante caso en el que al niño, tal vez, le quedara la cicatriz de por vida.

Los casos reportados a lo largo de los últimos años de niños afectados por reacción a tatuajes de henna negra incluyen enrojecimiento, ampollas, lesiones rojas supurantes, pérdida de pigmentación, aumento de la sensibilidad a la luz solar, e incluso cicatrices permanentes. El caso extremo de complicación más grave es el desarrollo de una insuficiencia renal grave debida a glomerulonefritis originada por la absorción percutánea de PPD.

Como podéis imaginar, el susto debió ser tremendo en estas familias que habían tomado el tatuaje como un divertimento más del verano. Un divertimento que les salió caro, con visita al hospital incluida. Las reacciones pueden producirse desde pocos horas después de la realización del tatuaje a semanas después, según el tipo y la intensidad de la reacción.

Recordemos que la henna natural, que no produce habitualmente alergias, es de un color marrón verdoso y su marca en la piel es de color rojo castaño. Dura sobre la piel tres o cuatro días.

La henna negra es la que puede producir alergias graves, es de color negro intenso, y su duración sobre la piel es de más de una semana. El problema es que en la mayoría de puestos se aplica la henna negra porque el tatuaje temporal dura más tiempo.

Por tanto, atención este verano a los puestos ambulantes que proponen tatuajes de henna negra para los niños, hemos de estar muy seguros de que el producto utilizado no lleva grandes cantidades de PPD y se basa realmente en la henna, un producto natural del que raramente se han descrito casos de alergias.

Foto | s_mestdagh en Flickr-CC Más información | El Servier En Bebés y más | Tatuajes para jugar con las manos, Los tatuajes más horribles de bebés, Tatuajes y epidural

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos