Publicidad

Mi bebé estornuda mucho, ¿está resfriado?

Mi bebé estornuda mucho, ¿está resfriado?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los bebés que están naciendo estos días, y desde hace un par de semanas, llegan (pobrecitos) en el momento en que más frío está haciendo y más posibilidades de resfriarse tienen. Ante esto, muchos padres se preguntan si estarán resfriados al oír sus estornudos.

Y es que, como digo, los cambios de temperatura, la alta probabilidad de abrigarles demasiado y lograr que lleguen a sudar y el hecho de pasar mucho tiempo con otras personas que podrían estar resfriadas o regalando virus hacen que en los padres suene la señal de alarma cada vez que oyen a su bebé estornudar.

Es normal que estornuden

No digo que un bebé no pueda estar resfriado, porque tiene ahora más probabilidades de estarlo que si hubiera nacido en verano. Sin embargo, no hay por qué pensar que lo está sólo porque estornude. La mayoría de bebés estornuda varias veces durante el día, incluso en épocas de calor, y eso no significa que esté resfriado.

Las vías respiratorias de los bebés son todavía inmaduras, son además muy delgadas, y no hace falta mucho para que se tape la nariz o para que entre algo y les moleste. El estornudo, ya que no son capaces de sonarse la nariz ni de meterse el dedo para sacar lo que les molesta, es la única herramienta con la que cuentan para sacar fuera algo que nunca debería haber entrado.

Pero es que le cuesta respirar por la nariz

Es normal, o puede serlo, si ha entrado algo en la nariz o tiene algún moquito seco. Los bebés respiran por la nariz, no son capaces de respirar por la boca, y por eso respiran mal cuando tienen la nariz obstruida por algo.

Si es mucosidad no muy abundante, lo recomendable es mojar un poco la zona con suero fisiológico. Si la mucosidad es más abundante, entonces podríamos afirmar que sí, que se está resfriando y entonces hay que usar también suero fisiológico, pero quizás más veces.

El aspirador no es muy recomendable, como os dijimos hace unos días, el jeringazo de suero es efectivo, pero yo personalmente no soy muy amigo porque el suero y los mocos pueden acabar en el oído igualmente. Digamos que soy más del "gotita a gotita", calentando el suero un poco con la mano antes de echarles y luego ir dejando caer gota a gota por los orificios nasales para que se mojen los mocos y se hagan más líquidos.

Entonces una de tres, o se comen el suero y los mocos, o estornudan y sale todo fuera, o simplemente acaba saliendo moco y suero por la nariz. Es más lento, pero al niño le molesta menos que el jeringazo y el aspirador.

Parece que sólo tiene mocos a ratos

A los bebés, por ser muy sensibles a los cambios de temperatura, les puede pasar lo mismo que nos pasa a los adultos al levantarnos por la mañana. Salimos de la cama calentita, nos levantamos y el cambio de temperatura nos hace empezar a moquear y a estornudar. Pues a ellos también les pasa, pero más veces, ya que vamos entrando en sitios calientes, saliendo a la calle, más fresquita, entrando en casa, yendo al baño, donde a veces hace más frío, etc. Vamos, que con los cambios de temperatura pueden tener moquitos sólo a ratos, y en tal caso no hablaremos de resfriado. El tratamiento, si es que le cuesta respirar un poco, es su propio estornudo y, si no sirve, un poco de suero para ayudarle.

Foto | jerrroen en Flickr En Bebés y más | Moqueo, estornudos, picores, ¿tiene rinitis alérgica?, Los mocos son nuestros amigos (aunque a veces cansan)‏, Cuidados del recién nacido: cómo limpiar la nariz del bebé

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir