Publicidad

Meningitis: tipos, formas de contagio y todas las vacunas para evitar la enfermedad

Meningitis: tipos, formas de contagio y todas las vacunas para evitar la enfermedad
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando mis hijos nacieron y una vez que los médicos me aseguraron que estaban sanos, me obsesioné bastante con el miedo a que padecieran meningitis, quizás porque de pequeña viví de cerca sus efectos en una prima mía. Así que cada vez que tenían mocos y fiebre, yo insistía a su pediatra: "¿Seguro que solo se trata de una catarro?".

Por suerte (y lo digo con conocimiento de causa, porque es una lotería padecerla), los dos se libraron de la enfermedad meningocócica. Y es que a pesar de las vacunas existentes y de los avances médicos, aún seguimos escuchando casos trágicos de bebés que la padecen.

Por eso, cuando me invitaron a un seminario organizado por la Asociación Española de Pediatría (AEP) y Pfizer para conocer en detalle los tipos de meningitis, las formas de contagio y las nuevas estrategias de prevención de la enfermedad meningocócica, no pude resistirme. Espero que la información sea tan útil para otros padres como es para mí.

Una enfermedad poco frecuente, pero muy grave

Según la AEP, la meningitis afecta a entre 400 y 600 personas cada año. De ellas, un 10 por ciento fallece, y alrededor del 30% sufre secuelas permanentes que pueden afectar al sistema circulatorio (amputaciones) o neurológico (parálisis, deficiencias intelectuales o de comunicación, sordera, ceguera o trastornos psicológicos).

Se trata de una infección provocada por el meningococo, una bacteria que vive con frecuencia en la nariz y la garganta de las personas sanas. Aparece cuando la bacteria 'ataca' a las meninges y estas se inflaman. Estas membranas son las que cubren todo el sistema nervioso central (cerebro y la médula espinal), y del líquido cefalorraquídeo que contienen.

Pero las diferentes informaciones acerca de la enfermedad meningocócica provoca a veces más confusión que información y se convierte en una mezcla de letras (A, B, C, W, Y…), poco comprensible para los que no somos médicos o no la conocemos de cerca.

Tipos de meningitis

Tal y como explicó en el seminario el doctor Federico Martinón, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, existen 12 serogrupos diferentes de meningococo, aunque los que con más frecuencia provocan meningitis en España son sobre todo los de los serogrupos B y cada vez más el W y el Y.

El meningococo del serogrupo C es ahora muy poco frecuente, gracias a estar incluida en el calendario vacunal gratuito.

Grupos de riesgo

Bebe

Se desconoce por qué la bacteria produce infecciones graves en algunos niños, sobre todo meningitis y sepsis (infección muy grave de la sangre) y en otros no. Y es que en el 99 % de los casos, la enfermedad ataca a niños y adolescentes sanos, que no han sufrido enfermedades previas.

Y es que, aunque la enfermedad meningocócica puede aparecer a cualquier edad, son los menores de cuatro años y los adolescentes de 15 a 18 años, los más afectados por la bacteria. El peor pronóstico lo tienen los menores de un año.

Además, según explica el Dr. Federico Martinón, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, se estima que hasta el 25% de los adolescentes pueden ser portadores de la bacteria, sin llegar a activarse pero que sí puede contagiar.

Síntomas

Es difícil de diagnosticar ya que se manifiesta al principio igual que un catarro de las vías respiratorias superiores, tal y como explica la doctora María Garcés-Sánchez, pediatra en el Centro de Salud Nazaret de Valencia y vocal del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Pero, añade que en 12 horas puede evoluciona de forma brusca con fiebre, dolor de cabeza y rigidez de cuello. También puede venir acompañada de náuseas, vómitos intensos, dificultad para tolerar la luz (fotofobia), confusión y tendencia excesiva al sueño.

Y provocar una sepsis (infección sanguínea generalizada) que puede terminar con la vida de un lactante en solo unas horas más.

De hecho, entre el 5 % y el 20 % de las enfermedades por meningococo se manifiestan como sepsis meningocócicas, sin inflamación de las meninges. Los síntomas también comienzan bruscamente con fiebre y aparición por todo el cuerpo de pequeñas manchas de color rojo violáceas (petequias) que en minutos se convierten en hematomas.

La AEP advierte de la importancia de acudir a urgencias tan rápido como se observe algún síntoma.

¿Cómo se contagia?

Esta bacteria se transmite por vía respiratoria, a través de las gotitas que se expulsan al toser o estornudar. Por eso, los entornos más favorables para su transmisión son los colegios y las familias.

También facilitan el desarrollo de la infección la exposición al humo del tabaco, el haber padecido recientemente otra enfermedad o el intercambio de saliva (besos, compartir bebidas, chupetes...).

La mejor prevención: las vacunas

Tanto el Dr. Martinón como la doctora Garcés insisten en señalar que aunque la enfermedad meningocócica es muy grave, "existen vacunas para los cinco serogrupos más frecuentes, y que pueden inmunizar a prácticamente toda la población".

Estos son tres los tipos de vacunas:

  • La vacuna frente al meningococo (C MenC) está incluida en el calendario oficial de vacunación. Se administra en tres dosis: a los 4 meses, a los 12 meses y a los 12 años.
  • La vacuna tetravalente (MenACWY), que protege frente a los serogrupos A, C, W e Y, está disponible en España bajo prescripción médica en las farmacias desde 2017.

La AEP recomienda incluirla en los calendario oficial en lugar de la actual MenC (también a los 12 meses y 12 años), como ya ha hecho Castilla y León, desde enero de 2019.

Canarias ha anunciado que también seguirá el ejemplo y vacunará con la tetravalente antes del verano. De hecho, Sonia Tamames, jefa de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Castilla y León, ha afirmado que "todas las Comunidades terminarán por financiar esta vacuna ante el aumento de casos de meningitis causadas por las nuevas cepas". Y explica así la decisión de su comunidad:

“Hemos sustituido la vacuna frente a la meningitis meningocócica C por la vacuna tetravalente frente a la meningitis meningocócica ACWY en los 12 meses y los 12 años, respetando el calendario común, pero añadiendo una protección adicional. A los 12 años porque los adolescentes tienen más riesgo de enfermar y además son generalmente quienes transmiten la enfermedad. Y a los 12 meses, porque hasta que la protección indirecta no sea lo suficientemente fuerte, los más pequeños son los más vulnerables y necesitan estar protegidos de forma directa. Lo que intentamos con esta medida es que la enfermedad no siga en aumento”.

La doctora María Garcés-Sánchez, vocal del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la AEP, añade que la intención de los pediatras es que los adolescentes mayores de 12 años puedan también vacunarse y la recomendación de que en los centros médicos se informe de la posibilidad de que los mayores de 14 años se inmunicen de forma individual con las vacunas MenACWY.

  • La vacuna frente al meningococo B ('Bexsero') está recomendada a partir de los dos meses de edad. No está incluida en el calendario vacunal del Ministerio de Sanidad y se dispensa en las farmacias bajo prescripción médica. Solo Canarias y Castilla y León han anunciado recientemente la inclusión en su calendario vacunal público.

Sonia Tamames, jefa de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Castilla y León, explica que es difícil cuantificar la evolución de la enfermedad causada por este serogrupo, ya que las familias están pagando esta vacuna de su bolsillo (tres dosis de 106 euros) y apuesta porque "todas las comunidades terminen por financiarla ya que tanto esta como la tetravalente ya han mostrado su efectividad en otros países, en brotes surgidos en Holanda o Reino Unido".

Pero la AEP insiste en que es necesario incluirla.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Un bolígrafo 'made in Spain' para detectar la meningitis en los niños, Le amputaron las cuatro extremidades a causa de una meningitis, y hoy es un ejemplo de lucha y superación

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir