Compartir
Publicidad

Un bolígrafio 'made in Spain' para detectar la meningitis en los niños

Un bolígrafio 'made in Spain' para detectar la meningitis en los niños
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tecnología aplicada a la salud avanza a pasos de gigantes. Lo último es un dispositivo con forma de bolígrafo, que es capaz de detectar si un niño sufre meningitis. Su creador es la startup española New Born Solutions, con sede en el Parque Científico de Barcelona.

Neosonics es un sofisticado sistema de ingeniería de precisión que utiliza ultrasonido de alta frecuencia para contabilizar, de forma no invasiva, glóbulos blancos en el líquido cefalorraquídeo, debajo de la fontanela infantil, la región de la cabeza donde los huesos aún no están cerrados. Este dato servirá para descartar la presencia de la meningitis.

Evitará la punción lumbar

Neosonics en la cabeza de un bebé

Xavier Jiménez, fundador y CEO de New Born Solutions, señala que "se trata de un prototipo clínico único en el mundo por sus características y por su aplicación médica".

Solo hay que colocarlo en el cráneo del bebé y un sistema de ultrasonidos de alta resolución (que da forma al boli) permite detectar los niveles de glóbulos blancos que contiene el líquido cefalorraquídeo (encargado de proteger el cerebro y la médula espinal). Este es el dato que se usa para determinar si hay o no meningitis.

Hasta el momento, la única prueba que existe para descartar si un niño sufre la enfermedad es realizarle una punción lumbar. Consiste en introducir una fina aguja en la parte baja de la columna vertebral, para obtener una pequeña muestra de líquido cefalorraquídeo.

Por desgracia, esta prueba invasiva no está exento de riesgos y en el 95 de los casos (según explica la starup española), da negativo. Añade que:

"el recuento de glóbulos blancos del líquido cefalorraquídeo obtenido a través de la punción lumbar implica inmediatamente la medicación, con independencia de los resultados bacteriológicos de diagnóstico, ya que hay que esperar a los resultados de los cultivos".

De momento esta especie de bolígrafo aún es un prototipo, pero se espera que pueda comenzar a comercializarse en España a partir del año 2020. Gracias a él, la punción lumbar solo será necesaria cuando la prueba dé positivo, para extraer el líquido y así conocer, mediante cultivos y otras técnicas, el tipo de germen que ha ocasionado la meningitis (virus o bacteria).

Meningitis, una enfermedad evitable

Puncion Lumbar

Según explica la Asociación Española de Pediatría (AEP) se caracteriza por la inflamación de unas membranas de tejido (meninges), que recubren totalmente el cerebro y la médula espinal. Entre las meninges existe un líquido, el líquido cefalorraquídeo, que, en las meningitis, se encuentra alterado debido a la llegada de células (leucocitos) y elementos inflamatorios que actúan como defensas frente a la infección.

La inflamación suele producirse tras una infección ocasionada por virus o bacterias que alcanzan el sistema nervioso. Los más frecuentes son: neumococo, el meningococo (B y C), Haemophilus y el enterovirus. Pero existen otra serie de gérmenes, o incluso algunos fármacos, que también pueden ocasionar un cuadro de meningitis.

Según la AEP, la meningitis afecta a entre 400 y 600 personas cada año, un 10 por ciento con consecuencias fatales, y alrededor del 30% queda con secuelas neurológicas.

La mejor prevención es la inmunización de los niños con las vacunas, incluidas en los calendarios de vacunación nacionales: contra el meningococo C (a los cuatro meses de vida, a los 12 meses y a los 12 años), Haemophilus y el neumococo (en la mayoría de las comunidades). Con esta medida, se ha producido un descenso muy marcado del número de meningitis producidas por estas bacterias. Aunque por desgracia aún siguen apareciendo casos.

La vacuna contra la meningitis B

Según indica el Comité Asesor de Vacunas de la AEP aún queda pendiente de incluir en el calendario universal y gratuito la vacuna antimeningocócica B.

Los padres deben comprar esta vacuna, Bexsero no financiada en la farmacia.

Según el consejo de la AEP hay que administrarla partir de los dos meses de vida, con un margen de 15 días si se aplican otras vacunas. Las dosis varían según la edad que tenga el niño: si el bebé recibe la primera dosis de la Bexsero entre los tres y los cinco meses necesita dos dosis en primovacunación (con un intervalo mínimo de dos meses entre dosis) + una dosis de recuerdo entre los 12 y los 15 meses.

Si el niño recibe por primera vez esta vacuna entre los dos y los 10 años, deberá esperar un mes entre una dosis y otra. Para la vacunación a partir de los 10 años, existe también la vacuna Trumenba, recientemente autorizada en España.

Aún con todo lo explicado, la AEP quiere reducir la ansiedad que el diagnóstico provoca en los padres explicando que "la severidad y el pronóstico varían en función de la causa". La meningitis bacteriana es grave y ocasiona, en algunos niños, secuelas importantes (como sordera) e incluso el fallecimiento.

Pero la mayoría de las meningitis son causadas por un virus (enterovirus) y evolucionan bien con un tratamiento adecuado.

Fotos | New Born Solutions

En Bebés y Más | Recomiendan vacunar a los adolescentes contra la meningitis meningocócica, Su hija murió a causa de una meningitis B y quieren concienciar a otros padres de la importancia de vacunar, La niña de Manresa murió por una meningitis del tipo C y no estaba vacunada

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio