Compartir
Publicidad

Los niños que van a la guardería contraen antes gastroenteritis, pero más adelante se enferman menos

Los niños que van a la guardería contraen antes gastroenteritis, pero más adelante se enferman menos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando los padres se plantean la asistencia del bebé a una guardería o escuela infantil, entre las mayores preocupaciones está el saber que contraerán más enfermedades infecciosas que si se quedara en casa. La ecuación es simple: son muchos niños con sus sistema inmunitario aún inmaduro conviviendo en el mismo espacio durante horas y pasando por procesos virales y bacterianos muy contagiosos.

Uno de esos virus infaltable cada año es el responsable de la gastroenteritis, una enfermedad caracterizada por la inflamación del tracto gastrointestinal en su mayoría provocada por el rotavirus. Un equipo de expertos holandeses analizaron un grupo de más de 2.200 niños, de los cuales el 83 por ciento asistieron a guarderías antes de cumplir 1 año de edad, y encontraron que los niños que van a la guardería contraen antes gastroenteritis, pero más adelante se enferman menos.

La gastroenteritis vírica en niños duplica su incidencia en invierno, a causa del frío, coincidiendo con las epidemias de bronquiolitis y gripe. Se transmite por vía oral y a pesar de que se tomen precauciones de carácter higiénico, el rotavirus es altamente contagioso y resistente.

Si bien el número de hospitalizaciones ha disminuido considerablemente, esta enfermedad que causa diarreas, vómitos y fiebre, puede llegar a provocar la deshidratación en muchos casos y requerir hospitalización.

La investigación indica que los bebés que van a guarderías se contagian de su primer germen estomacal antes que los bebés que permanecen en casa, pero al final desarrollan menos de esas enfermedades gastrointestinales en su periodo preescolar. Los científicos holandeses encontraron una tasa un 13 por ciento más alta de gastroenteritis aguda, o gripe intestinal, entre los niños de las guarderías en sus dos primeros años.

Sin embargo, más adelante, los niños de las guarderías parecieron disfrutar de un efecto protector debido a su exposición temprana a los virus, y sufrieron menos gérmenes estomacales entre los 3 y los 6 años de edad que sus pares que no habían asistido a la guardería.

"La guardería sí influye el momento en que se sufre de [gastroenteritis], pero no aumenta el sufrimiento en general [por su causa]", apuntó la autora del estudio, Marieke de Hoog, investigadora postdoctoral de epidemiología de la salud pública del Centro Médico de la Universidad de Utrecht, en los Países Bajos.

Vía | Pediatrics
En Bebés y más | ¿El segundo hijo enferma más que el primero? Será que nada más nacer ya va a la "guardería"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio