Compartir
Publicidad
Publicidad

La alimentación, clave para reducir el riesgo de parto prematuro

La alimentación, clave para reducir el riesgo de parto prematuro
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Los problemas alimenticios afectan a todas las mujeres, sean adolescentes o adultas. Una obsesión por ser delgada deriva en una deficiencia alimentaria que propicia un alto índice de partos prematuros o de recién nacidos con un escaso peso. Esto es provocado por la escasa ingesta de alimentos que dan como resultado que el futuro bebé no reciba los nutrientes y vitaminas esenciales adecuados para su desarrollo y evolución. La alimentación es un factor clave para reducir el riesgo de parto prematuro.

Son varios los médicos y expertos que alertan de estos peligros y que asesoran cómo la futura mamá debe prepararse para el camino del embarazo, dos meses antes de la concepción, en el caso de buscar el embarazo, una futura madre debe prepararse con una alimentación equilibrada en vitaminas y minerales necesarios como el hierro, cinc, folato, yodo, cobre, calcio, las vitaminas A, B, E, etc. Según este experto, una de las causas principales del elevado índice de partos prematuros y de recién nacidos con bajo peso es precisamente una escasa ingesta de alimentos, que deriva en deficiencias de vitaminas esenciales para el feto durante las veinte primeras semanas de gestación.

Es muy importante que, si deseas quedar embarazada, prepares tu cuerpo para que todo se desarrolle correctamente, sin problemas de salud para tí ni para tu bebé, de esta manera vas a poder evitar posibles lesiones o deficiencias en tu hijo.

La alimentación adecuada es un arma que debes utilizar e intentar dejar a un lado la obsesión por la figura, ya que la espera de un hijo es algo tan grande que te hace capaz de superar cualquier problema de alimentación.

Vía | El Correo Gallego Más información | Tu Pediatra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos