Compartir
Publicidad
Publicidad

Instagram retira la fotografía de un niño con una desfiguración facial, tras la denuncia de un usuario

Instagram retira la fotografía de un niño con una desfiguración facial, tras la denuncia de un usuario
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Charlene Beswick lleva años luchando por su hijo Harry y por hacer del mundo que le rodea un lugar mejor. Esta madre bloguera, autora de la web Our Altered Life, tiene miles de seguidores que la apoyan y desean lo mejor para su pequeño, pero desgraciadamente aún sigue topándose con gente que critica y desprecia el aspecto físico de su niño.

Su hijo nació con el síndrome de Goldenhar, una extraña enfermedad que ha impedido que medio lado de su cara se haya desarrollado correctamente. A las burlas a las que Harry suele hacer frente, se ha unido un incidente ocurrido con la red social Instagram, que ha eliminado una foto del menor por considerar que violaba las pautas de su comunidad.

Denuncias en Instagram

Esta fotografía, compartida hace un mes por Charlene en su cuenta de Instagram y en la que se la ve besando a su hijo, fue denunciada por un usuario, y la red social procedió a retirarla por violar las pautas de su comunidad.

Tal y como informa el diario The Guardian, la madre decidió publicar lo ocurrido en sus redes sociales pidiendo el apoyo de la gente, y poco tiempo después, Instagram se puso en contacto con ella lamentando lo ocurrido y restaurando dicha fotografía.

"¿Qué ves cuando miras a mi hijo? Yo veo la sonrisa más bella, el corazón más maravilloso y el amor más puro. Lamentablemente, algunas personas en Instagram sienten que mirar a mi hijo es demasiado y han reportado, nuevamente, una fotografía suya, a pesar del hecho de que la foto contaba con más de 2.300 me gusta y más de 200 comentarios de apoyo." - se quejaba Charlene en su cuenta de Facebook.

Las directrices de la comunidad de Instagram prohíben las fotos que se consideran "inapropiadas para una audiencia diversa", incluidas aquellas que muestran desnudez, celebran el crimen organizado, el terrorismo, o la autolesión. También prohíbe fotografías que intimidan o acosan a alguien por su raza, sexo, orientación sexual, afiliación religiosa, discapacidad o lesión.

En este caso, y según informa The Guardian, parece que la fotografía fue eliminada por incitar al acoso, ya que posiblemente quien denunciara malinterpretó lo que estaba viendo y leyendo. Tras restaurar la fotografía, Instagram pidió perdón a la familia.

Lamentablemente, no es la primera vez que Harry, de 12 años, se enfrenta a miradas de desprecio, críticas y burlas por su aspecto físico. Su madre dice que algunos niños huyen de él, le llaman "bicho raro" y "monstruo de Halloween".

"En una ocasión, alguien en redes sociales me dijo que mi hijo era una abominación de Dios. Harry no es consciente de esto pero su hermano sí, y siempre trata de protegerlo" - se lamenta Charlene.

Una extraña enfermedad

Aspergers And Me Me And H 450x450

Charlene vivió un embarazo maravilloso y pletórico. Esperaba gemelos y todo marchaba muy bien. Las pruebas rutinarias y las ecografías no revelaron la extraña condición con la que nacería uno de sus hijos.

Sin embargo, en la semana 32 su vida dio un giro radical, y tras ponerse de parto espontáneo Charlene fue sometida a una cesárea de urgencia y dio a luz a dos bebés prematuros: Harry y Oliver, a los que el hospital se llevó de inmediato a cuidados especiales.

Horas más tarde, los médicos informaron a Charlene que uno de sus gemelos, Harry, había nacido con una extraña enfermedad llamada síndrome de Goldenhar, una afectación que había impedido que la mitad de su cara se hubiera desarrollado correctamente.

Su bebé no tenía ojo izquierdo, oreja ni fosas nasales, y su mandíbula izquierda era muy corta y poco desarrollada. Charlene no podía creerse lo que estaba ocurriendo y aquel estado de shock le hizo caer en una depresión postparto.

"No me lo podía creer y me sentí muy culpable. Lloré por la vida que mi hijo nunca podría tener, pero ahora miro atrás y desearía haber podido verle por lo que era: un bebé muy hermoso. Tenía un gran ojo azul muy brillante y una hermosa sonrisa" - declaraba al diario Metro esta madre inglesa.

gemelos Foto vía Our Altered LIfe.com

Harry, que también fue diagnosticado de autismo no verbal cuando tenía dos años, ha pasado ya por varias operaciones. Tiene una oreja protésica y un ojo falso y todavía necesitará someterse a más intervenciones quirúrgicas para reconstruir su nariz.

Lejos de hundirse, Charlene resurgió y decidió compartir con el mundo su historia a través de su web, "Our Altered Life" y sus redes sociales, en donde muestra el día a día de su maternidad.

La vida de Harry y su familia, es una historia de esfuerzo, valentía y superación. Es una historia de baches y lágrimas, pero también de muchas sonrisas cargadas de amor y esperanza. Pero, sobre todo, es una historia que nos demuestra que la vida puede y debe ser disfrutada.

Recientemente, Charlene, ha publicado también un libro para dar a conocer al público la enfermedad de su hijo, y anima a las personas que se cruzan en su camino a preguntarle dudas para así poder dar una mayor visibilidad a la enfermedad de Harry.

libro

Porque la información, el conocimiento y, sobre todo, educar a nuestros hijos en el respeto y empatía a los demás, son claves para conseguir una sociedad mejor en la que niños como Harry, no tengan que sentirse, jamás, excluidos ni diferentes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos