La falta de actividad física y el uso abusivo de redes sociales triplica los casos de trastornos alimentarios en niños y adolescentes

La falta de actividad física y el uso abusivo de redes sociales triplica los casos de trastornos alimentarios en niños y adolescentes
Sin comentarios

Como consecuencia de la pandemia, en los últimos dos años se ha producido un alarmante incremento en el uso de pantallas y redes sociales por parte de niños y adolescentes.

Este hecho está repercutiendo negativamente en su salud física y mental (aumento de casos de miopía, insomnio, trastornos de conducta, tics nerviosos...), además de impactar de forma negativa en sus hábitos alimenticios y en la práctica de actividad física.

No en vano, una investigación publicada en 'Journal of Negative & No Positive Results', alertaba hace unos meses de la significativa relación entre la frecuencia de uso de las redes sociales y la aparición de trastornos de conducta alimentaria durante la infancia y adolescencia, algo de lo que también advierten los expertos de la Copa COVAP y la Fundación APE para la Prevención y Erradicación de los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Trastornos alimentarios y su relación con las redes sociales

redes sociales

Según expertos como el el Dr. Ignacio Jáuregui, psiquiatra y psicólogo de la Fundación APE, los trastornos alimentarios durante la infancia y la adolescencia se multiplicaron por tres en el confinamiento.

Detrás de este alarmante incremento se encontrarían dos causas, principalmente:

- Por un lado estaría el uso abusivo de las redes sociales por parte de los adolescentes, que aumenta el riesgo de padecer trastornos emocionales y mentales, así como problemas de autoestima, estrés y ansiedad al ser el físico la principal carta de presentación ante los demás.

Además, el doctor Jáuregui alerta de la información negativa que con frecuencia encontramos en las redes sociales, y a la que los adolescentes son especialmente vulnerables. Tal sería el caso de aquellos anuncios o perfiles que "solo buscan vender ejercicios, dietas y estilos ideales, que no cuentan con el aval de los expertos", y que por tanto, pueden ser peligrosos para esta etapa de la vida tan vulnerable.

- Por otro lado destacaría también el abandono de la actividad física por parte de niños y adolescentes en los últimos dos años. Y es que según algunos estudios, siete de cada diez personas realiza ahora menos ejercicio físico que antes de la pandemia, condición que ha afectado especialmente a la infancia.

deporte

Ante esta realidad, los expertos insisten en lo importante que es asegurarnos de que nuestros hijos practican el suficiente deporte (especialmente al llegar a la adolescencia), pues el ejercicio físico constituye un "remedio doble" al mantener a los niños alejados de la pantallas al tiempo que se fomentan sus hábitos saludables.

"En los entornos deportivos, padres y entrenadores tienen un papel importante a la hora de fomentar una conciencia crítica que ayude a los más jóvenes a interiorizar hábitos de vida saludables y evitar comportamientos inadecuados, como pueden ser las dietas restrictivas o las ingestas desmesuradas" - ha afirmado el doctor Jáuregui.

Así, las últimas recomendaciones publicadas por la OMS para un crecimiento y desarrollo saludable en la infancia incidían en la importancia de reducir el tiempo de pantallas e incrementar la actividad física al aire libre.

La importancia de cuidar la salud mental de niños y adolescentes

Expertos, pediatras y psiquiatras llevan tiempo alertando de las consecuencias devastadoras para la salud mental de niños y adolescentes que ha traído consigo la pandemia.

Se calcula que las urgencias  psiquiátricas se han incrementado en un 50%, especialmente en adolescentes, además de multiplicarse por cuatro los ingresos hospitalarios y triplicarse los trastornos de conducta alimentaria.

Recordemos que la adolescencia es una etapa de la vida especialmente vulnerable debido a la cantidad de cambios físicos y madurativos que se producen, y que pueden afectar de forma negativa a la salud mental.

Según datos de la OMS, los problemas de salud mental afectan a más de 300 millones de personas en todo el mundo, y en muchos casos empiezan a manifestarse a partir de los 14 años. 

La pandemia -y todo lo que ha conllevado- ha agravado la aparición de estos y otros problemas, por lo que urgen medidas que acaben con estas alarmantes cifras y protejan a nuestros niños y adolescentes; dos de los colectivos más vulnerables.

Fotos | iStock

Vía | Copa COVAP

En Bebés y Más | Los problemas de salud mental en niños y adolescentes españoles se triplicaron durante la pandemia, Unicef advierte sobre el “uso problemático” que hacen los adolescentes de Internet y las redes sociales

Temas
Inicio