A los 14 años comienzan la mayoría de los trastornos mentales: la detección y el tratamiento precoz son fundamentales

A los 14 años comienzan la mayoría de los trastornos mentales: la detección y el tratamiento precoz son fundamentales
Sin comentarios

Un reciente estudio publicado en la revista Molecular Psychiatry y codirigido por especialistas del Hospital Clínic de Barcelona ha determinado que los 14 años es la edad en la que comienzan la mayor parte de los trastornos mentales, debido a los cambios madurativos importantes que experimenta el cerebro en esta etapa.

Los investigadores aseguran que detectar a tiempo cualquier cambio que avise de un posible trastorno mental sería clave para poder intervenir de forma precoz y así ayudar a que el cerebro del adolescente madure de forma sana.

Según datos de la OMS, los problemas de salud mental afectan a más de 300 millones de personas en todo el mundo, siendo los jóvenes y adolescentes uno de los colectivos más afectados. La pandemia ha agravado la aparición de estos problemas, por lo que urgen medidas que acaben ya con estas alarmantes cifras.

La mayor parte de trastornos mentales aparece a los 14 años

El trabajo, que ha estado dirigido por los doctores Joaquim Raduà, jefe del grupo de investigación del IDIBAPS de la Fundación Clinic Barcelona, Marco Solmi, de la Universidad de Padua, y Paolo Fusaro-Poli, del King s College de Londres, ha consistido en un metaanálisis de 192 estudios epidemiológicos con más de 700.000 pacientes de todas las partes del mundo.

El objetivo del mismo era determinar la edad en que suelen debutar los diferentes trastornos mentales, con el fin de poder atajarlo mediante programas de prevención efectivos.

La investigación ha determinado que la edad en la que aparecen la mayor parte de trastornos mentales es los 14 años, una etapa en la que el cerebro está experimentando cambios madurativos importantes.

No obstante, los trastornos mentales pueden aparecer mucho antes de esa edad e ir debutando de forma ininterrumpida durante los primeros 25 años de vida.

De este modo, se ha visto que uno de los trastornos más comunes en la infancia es la fobia y la ansiedad por separación, que en un 25% de los casos aparece antes de los cinco años y en un 50% lo hace antes de los ocho años. Otros trastornos típicos de la infancia son el trastorno del espectro autista, el déficit por atención e hiperactividad y la ansiedad social,

Si analizamos los trastornos más típicos de la adolescencia, en un 50% de los casos los problemas de bulimia, anorexia y trastorno obsesivo compulsivo aparecen entre los 17 y los 19 años, mientras que en un 25% lo hacen entre los 14 y los 15 años.

A continuación os compartimos un gráfico muy ilustrativo de los principales trastornos mentales y su edad media de aparición:

Captura
Edad de aparición de los principales trastornos mentales durante la infancia y la adolescencia. Vía Hospital Clinic Barcelona

Un problema al alza urgente de atajar

depresión en la adolescencia

La adolescencia es un periodo de maduración biológica que tiene lugar, aproximadamente, entre los 12 y los 17 años. En esta fase, el niño comienza a experimentar una serie de cambios físicos, tiene que empezar a asumir importantes responsabilidades, y su vida suele verse influenciada por diversos factores (ambientales, culturales, sociales...).

Para muchos es una época apasionante, pero tantos cambios también pueden suponer un gran estrés en el adolescente. La OMS alerta de que si estos sentimientos de estrés o ansiedad no se reconocen a tiempo ni se controlan, podrían acabar desembocando en enfermedades mentales, siendo la depresión uno de los trastornos que más afecta en esta etapa de la vida.

La Asociación Española de Pediatría lleva tiempo alertando de esta dura realidad que se ha visto especialmente agudizada por la situación que estamos viviendo. Y es que el estrés, la ansiedad y las peculiaridades derivadas de la pandemia han aumentado hasta en un 50% las urgencias psiquiátricas entre niños y adolescentes, y también se han agravado las adicciones y los trastornos alimentarios entre los adolescentes.

Ante esta situación, los expertos reclaman una intervención urgente por parte de las administraciones para aumentar el número de profesionales que sean capaces de diagnosticar de forma precoz cualquier signo de alarma, con el fin de poner el tratamiento adecuado e impedir que desemboque en problemas más graves.

Pero además de la intervención profesional, los expertos recuerdan el importante papel que jugamos los padres en la educación de nuestros hijos, pues se ha demostrado que un desarrollo sano durante la infancia contribuye a una buena salud mental durante la adolescencia y ayuda a prevenir problemas de conducta, ansiedad, depresión y otros trastornos.

Fotos | iStock

Vía | Hospital Clinic Barcelona

En Bebés y Más | Suicidio en adolescentes, una dura realidad: cómo detectar señales de alarma y ayudar a nuestros hijos, Adolescentes: estos son los mayores riesgos para su salud, según la OMS

Temas
Inicio