El uso de pantallas antes de dormir afecta a la calidad y duración del sueño de niños y adolescentes de entre 0 a 15 años

El uso de pantallas antes de dormir afecta a la calidad y duración del sueño de niños y adolescentes de entre 0 a 15 años
Sin comentarios

Los investigadores llevan mucho tiempo alertando sobre cómo puede afectar el uso de pantallas antes de dormir a la calidad del sueño de niños y adolescentes. Pero ahora, una revisión sistemática de medio centenar de estudios publicados entre los años 2009 y 2019, ha arrojado conclusiones más que evidentes acerca de esta relación.

Sobre el estudio

Los resultados del metaanálisis han sido publicados en el portal científico BMC. Se han revisado 49 estudios sobre el impacto de las pantallas (teléfonos móviles, tablets, ordenadores, videoconsolas/videojuegos y televisión) en la calidad del sueño de los niños occidentales atendiendo a tres grupos de edad:

  • De 0-5 años
  • De 6-12 años
  • De 13-15 años

En todos los casos se ha evaluado la relación entre el uso o acceso a los dispositivos eléctricos arriba mencionados, con estos cuatro parámetros:

Niños de 0-5 años: el uso de TV y tablet acorta el tiempo de sueño

uso de pantallas

En el caso de los niños en edad preescolar, los estudios se centran sobre todo en la relación del consumo de televisión y tablet con su calidad de sueño. Así, se ha relacionado su uso con mayores dificultades para conciliar el sueño y una menor duración del mismo; en concreto, 32 minutos de sueño menos al día.

Lógicamente, esto acaba influyendo en su rendimiento, encontrándose una asociación evidente entre el consumo de televisión antes de dormir con siestas diurnas más largas.

Niños de 6 a 12 años: uso de pantallas y más despertares nocturnos

Para los niños de esta franja de edad, los estudios han evidenciado una relación clara entre el uso de cualquiera de los medios electrónicos arriba mencionados -así como la presencia de los mismos en el dormitorio- con un retraso en la hora de irse dormir, ya sea porque el tiempo de pantallas desplaza el momento de acostarse, o porque la estimulación psicológica de los contenidos repercute en la conciliación del sueño.

Todo ello influye en la cantidad de horas de sueño que los niños acaban durmiendo. Así, por ejemplo, los niños que duermen cerca de un teléfono móvil duermen una media de 21 minutos menos y tienen el triple de probabilidades de experimentar cansancio diurno.

Por otro lado, la mayoría de estudios revisados relaciona el uso de dispositivos electrónicos con más despertares nocturnos, sueño inquieto y despertar más temprano por la mañana.

Esto se debería a que la exposición nocturna a la luz brillante de las pantallas puede alterar el ciclo de sueño-vigilia y suprimir la producción de melatonina, afectando por tanto a la calidad del sueño nocturno.

Niños de 13 a 15 años: las redes sociales causan problemas para conciliar el sueño

En esta franja de edad, el uso de las redes sociales comienza a jugar un papel importante en la calidad del sueño, especialmente en el caso de las chicas. Así, los estudios han relacionado un mayor uso de RRSS con un inicio tardío del sueño y problemas para conciliarlo.

También el uso de teléfonos móviles y ordenadores se asocia a menos horas de sueño, no ocurriendo lo mismo con el consumo de televisión. Para los investigadores, esto se debe a que en este grupo de edad lo que más excitación fisiológica causa son los medios electrónicos interactivos, y no tanto las pantallas pasivas.

La importancia de un sueño reparador

sueño infantil

El sueño tiene un gran impacto en la salud y el bienestar de los niños y adolescentes, siendo vital para su desarrollo y capacidad de aprendizaje. Una falta de sueño durante un período prolongado o una mala calidad del mimo puede tener implicaciones para su salud física y psicológica a corto y largo plazo.

Sin embargo, los investigadores apuntan a que el cambio en el estilo de vida propiciado por la incorporación de los dispositivos electrónicos está comenzando a afectar incluso a los bebés, pues los estudios demuestran que la mayoría de niños a esa edad ya han entrado en contacto con el móvil en algún momento.

Por eso es tan importante que los padres demos ejemplo a nuestros hijos acerca de un uso responsable de los dispositivos electrónicos, y sigamos las recomendaciones de los expertos en cuanto a horas de uso por parte de los niños.

Además, es fundamental ofrecer siempre contenido de calidad y evitar la exposición a las pantallas antes de dormir, pues queda clara la correlación entre estos dispositivos y el sueño infantil.

No obstante, los investigadores creen necesario abordar de forma continua el uso de la tecnología y su implicación en los patrones de sueño de niños y adolescentes, incluyendo en cada nuevo estudio los nuevos dispositivos electrónicos que vayan surgiendo, así como las tendencias tecnológicas del momento.

Fotos | iStock

Vía | BMC

En Bebés y Más | Los pediatras alertan de que los adolescentes pasan más de cinco horas diarias frente a pantallas y advierten de los peligros, 'Vamping' entre los adolescentes: consejos expertos para evitar que pierdan horas de sueño por su dependencia del móvil

Temas
Inicio