Compartir
Publicidad

Esta es la razón por la que nadie debería besar en la boca a un bebé: su hija estuvo cerca de no contarlo

Esta es la razón por la que nadie debería besar en la boca a un bebé: su hija estuvo cerca de no contarlo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A menudo hemos hablado de lo adecuado o no de besar a los niños, y yo soy uno de los defensores de hacerlo si los padres lo sienten (y están sanos), pero uno de los detractores si quien ha de besarlo son otras personas, como en el caso de esta bebé que por poco no lo cuenta.

Un amigo de los padres la cogió en brazos, tuvo ganas de besarla y no dudó en hacerlo, contagiándole un virus que la puso en peligro y del que se salvó tras tres días de hospitalización y medicamentos. Esta es la razón por la que nadie debería besar en la boca a un bebé.

El peligro de contagiar a un bebé de herpes simple

Al parecer, ese amigo tenía el virus del herpes simple y se lo contagió a la niña al besarla. El virus del herpes simple es un virus que provoca heridas o llagas en la boca o en la cara y aunque es un virus que no reviste mayor gravedad en los adultos, es muy peligroso en recién nacidos o personas con el sistema inmunitario inmaduro.

Es un virus que se contagia por contacto directo. Hay personas asintomáticas, que nunca sufren las heridas y otras que presentan úlceras cerca del área por donde se contagiaron cada cierto tiempo.

Esos brotes, esas heridas, pueden suceder varias veces al año o en ocasiones estar bastante tiempo sin manifestarse, hasta que por una bajada de defensas aparecen de nuevo.

Cuando existen estas heridas, estas pupas en la boca, el contacto debe limitarse porque en ese momento el contagio es muy fácil si hay contacto entre labios, que es lo que pasó con el amigo de los padres, que probablemente no sabía que podría contagiar el virus de ese modo.

La niña estuvo ingresada tres días en el hospital y tuvo que volver dos días después para ver que todo iba bien, y se salvó gracias a que la madre la llevó tan pronto como sospechó que podía tener algo.

Otros bebés no han tenido la misma suerte, como en el caso de una niña que falleció con 24 días de vida por el mismo motivo.

Si no es herpes, puede ser cualquier cosa

Que ya digo, una cosa es que sean los padres los que besen a sus hijos (yo ni siquiera lo hacía de bebés, sino cuando ellos ya sabían dar besitos, que ya son más mayorcitos) y otra muy diferente que lo hagan otras personas: pueden estar enfermos o, en caso de estar sanos, pueden ser portadores de virus y bacterias muy peligrosas para los bebés, sobre todo antes de los dos meses cuando ni siquiera han recibido sus primeras vacunas.

Así que, si es posible, no dejéis que nadie dé besos a vuestros bebés en la boca, y si están enfermos, mejor que se abstengan de visitaros. Ya habrá otros días y otros momentos para veros, sin duda, cuando estén sanos.

Compartid, por favor

Claire Henderson, la mamá de la niña que protagoniza la noticia, publicó su historia en su Facebook y pidió a cualquiera que la leyera que la compartiera para que todos los nuevos padres conocieran su caso y tuvieran en cuenta el peligro, así que trasladando su petición al blog, compartid por favor esta entrada si allí donde vivís la gente es muy de besar a los niños, incluso en la boca.

Vía | Babyology
En Bebés y más | Besos en la boca a los hijos, ¿si o no?, Los niños tienen que poder elegir a quién besar y a quién no, Los besuqueos a los bebés ajenos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio