Compartir
Publicidad

¿Es verdad que los niños crecen mientras duermen?

¿Es verdad que los niños crecen mientras duermen?
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando nuestros pequeños lironcitos duermen más horas de lo habitual, enseguida pensamos "está creciendo". Pero, ¿qué hay de cierto en esta creencia? ¿Es verdad que los niños crecen mientras duermen?

Pues si, es cierto. El sueño es imprescindible para la buena salud de los más pequeños. Lo necesitan para recuperar fuerzas, para asimilar lo que han aprendido durante el día, pero también tiene mucho que ver con el crecimiento de los niños. Os vamos a explicar por qué.

No esperéis un estirón tras dormir doce horas ni pongáis los niños a dormir dos horas antes para que crezcan un par de centímetros, porque tampoco es así. Pero sí que es cierto que un buen descanso durante la noche contribuye a un crecimiento sano en la infancia.

La hormona del crecimiento se libera en mayores cantidades durante el sueño

Durante el sueño aumenta la secreción de la hormona del crecimiento. Esto sucede en la fase No-REM de sueño, es decir durante el periodo de sueño profundo cuando la glándula hipófisis anterior sintetiza la hormona de crecimiento GH (Growth Hormone), también conocida como hormona somatotrópica.

Se cree que el pico de liberación máximo de la hormona se produce en promedio entre una y dos horas después del inicio del sueño.

Hay investigaciones que sitúan el período de mayor actividad de la hormona entre la medianoche y las 4 de la madrugada, en la fase más profunda del sueño del niño. También puede liberarse la hormona durante la siesta, en el período de fase no-Rem, aunque éstas sean más cortas.

Lo recomendable es establecer una rutina de sueño regular, asegurarse que duerman las horas que necesitan para estar descansados según su edad y procurar un ambiente de sueño relajante. Hacerles dormir más horas de las necesarias no sirve de nada pues cada cual duerme lo que necesita, ni más ni menos.

No sólo crecen durante el sueño

sueno-ninos

Si bien es cierto que la hormona de crecimiento se libera en niveles máximos durante el sueño, también lo hace de manera pulsativa (como si fueran pequeños chorros), y en menor cantidad, en intervalos de 3 a 5 horas a lo largo del día.

Por supuesto, hay muchos otros factores que influyen en el crecimiento de los niños que están relacionados con una buena alimentación, la práctica de ejercicio de forma regular y los hábitos de vida saludable.

Hormona sintética del crecimiento humano

En algunos casos puntuales de niños con problemas de crecimiento en los que se ha diagnosticado un déficit de GH, se prescribe la hormona de crecimiento sintética. Esto sucede, por ejemplo, en niños con síndrome de Turner, síndrome de Prader-Willi, niños con insuficiencia renal crónica y con otro tipo de alteración del crecimiento.

La hormona sintética del crecimiento humano se ha demostrado que tiene muchos efectos secundarios peligrosos, por tanto siempre debe ser indicada y administrada bajo supervisión de un médico.

El sueño es un proceso fisiológico de gran importancia para el desarrollo de nuestros pequeños, una de las actividades en la que más tiempo del día ocupan, sino la que más. Debemos procurar un ambiente de sueño adecuado a su edad para garantizar un crecimiento sano.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Los días en que los niños parecen no querer despertarse podrían estar dando un "estirón"

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos