Compartir
Publicidad

El síndrome de la guardería

El síndrome de la guardería
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acabamos de comenzar el periodo más crítico en cuanto a contagios y enfermedades se refiere, los meses más fríos del año provocan lo que denominan los expertos Síndrome de la guardería. La época del año que comprende los meses de noviembre a marzo, convierten a las guarderías en un lugar ideal para que diversas enfermedades se transmitan entre los niños, algunas de las enfermedades más comunes son las bronquitis, laringitis, neumonías, etc.

Poco se puede hacer y el contagio es prácticamente inevitable, se llega a extender hasta en el 70% de los niños de la clase, los virus se transmiten a través del contacto y de las pequeñas gotas de saliva expulsabas al estornudar o toser. Los padres podemos contribuir a reducir el síndrome de la guardería, uno de los errores que algunos padres cometen es el de llevar al niño a la guardería cuando presenta leves síntomas de una enfermedad y que en ocasiones son confundidos con un simple resfriado. Según los especialistas, ante la sospecha de una enfermedad lo mejor es que el niño no acuda a clase, no sólo se evitará la propagación de un determinado virus, sino que además se evitará que la enfermedad que está cultivando se agrave. La higiene es muy importante en estos casos, evitará que se produzcan más contagios incluido entre los miembros de la familia, lavarse bien las manos, limpiar bien los utensilios que utiliza el niño, etc.

Recuerda que ante la aparición de los primeros síntomas es necesario acudir a al servicio de pediatría y no restar importancia, podemos confundir un simple resfriado con otra enfermedad más peligrosa y contagiosa. Aunque tampoco hay que restar importancia a un resfriado, también es necesario tratarlo, ya sabemos que un resfriado mal curado puede convertirse en una enfermedad más severa.

Otro punto interesante es el resfriado de un progenitor, este puede ser contagiado a un niño y convertirse en una grave bronquiolitis, el motivo es simple, su sistema inmunitario es mucho más débil. Lo cierto es que la cadena de contagios que provocan el síndrome de la guardería también comienza en el propio domicilio.

Vía | Terra Más información | Fundación Eulalia Torras de Bea Más información | Pediatra al Día En Bebés y más | Niños con procesos respiratorios y virus duplican las visitas a urgencias desde la llegada del frío En Bebés y más | La bronquiolitis, peligrosa en invierno En Bebés y más | Con el frío llegan los resfriados En Bebés y más | Noticias relacionadas con la salud infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos