Compartir
Publicidad
Publicidad

Efectos del cambio de hora en los niños

Efectos del cambio de hora en los niños
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este fin de semana se ha producido el cambio de hora que nos ha regalado 60 minutos más. Pero, ¿hasta qué punto el cambio de hora afecta a los niños?

Yo creo que en la misma medida que a algunos adultos no les afecta en absoluto y a otros sí que les causa ciertos trastornos, leves y transitorios. Diría que los efectos del cambio de hora en los niños no son tanto a propósito de esta hora más del fin de semana sino por el nuevo “horario de invierno” a partir de ahora.

El cambio de hora se realiza como medida de ahorro energético, aunque a muchos nos parezca que nos quitan una hora de sol y que se hace de noche demasiado temprano. Y sentimos una especie de “mini jet-lag” al que nos cuesta acostumbrarnos.

Se acabaron las horas en el parque al atardecer o los paseos hasta la hora de cenar. Se impone una rutina más adecuada al invierno, al frío y a la noche. Y según las encuestas, una alto porcentaje de la población dice sentirse más triste en esta época del año. La melancolía del invierno…

Y es que diversos estudios muestran que la gente es más feliz, más enérgica y menos propensa a enfermar en los días largos y luminosos de verano, mientras que su humor tiende a rebajarse (y los estados de ansiedad y depresión a intensificarse) durante los días más cortos y grises del invierno.

Si bien el cambio de hora puede provocar algunos efectos en el sistema nervioso central y provocar alteraciones del sueño, tales como el insomnio o el cansancio por las mañanas, así como estados de irritabilidad o depresión, estos efectos son transitorios y enseguida el cuerpo se habitúa al nuevo horario.

Los pequeños desajustes producidos por las horas de sueño y el ciclo de luz en el día, son en breve absorbidos por nuestro organismo, que se adapta a la nueva situación en un plazo inferior a una semana.

Según los expertos, los cambios estacionales de hora suelen acusarlos más las personas mayores y los niños y en muchos individuos los trastornos son más psicológicos que orgánicos. Algunos niños pueden sufrir cierto déficit de atención los primeros días, probablemente debidos al desajuste en el sueño.

El cambio de hora muchas veces pasa desapercibido para los niños, pero si hay algún pequeño trastorno pronto volverá a la normalidad. Lo más difícil es habituarse a que a las seis de la tarde ya sea de noche… Bueno, ya queda menos para la primavera.

Más información | El Mundo, Abc
Foto | Robbert van der Steeg en Flickr-CC
En Bebés y más | ¿Afecta el cambio de hora a los niños?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos