Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo se actúa cuando aparece una enfermedad contagiosa en una escuela pública

Cómo se actúa cuando aparece una enfermedad contagiosa en una escuela pública
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En algunas ocasiones aparecen en los colegios determinadas enfermedades contagiosas que pueden afectar a un buen número de alumnos, ¿cómo se actúa cuando se da esta situación? Ante todo es primordial la rapidez, especialmente para prevenir que la enfermedad avance y se expanda por todo el colegio, la actuación de los centros educativos suele ser la siguiente:

La dirección del colegio o guardería convoca a los padres en el plazo de 24 horas, independientemente de que se trate de un día laboral o festivo, a una reunión en la que se explica cuál es la actuación a seguir recomendando el tratamiento preventivo que evitará el posible contagio del niño.

Toda la información al respecto es oral y por escrito para que no exista duda alguna, además, un responsable del centro de salud pública se persona en esta reunión para aclarar los cientos de dudas que puedan tener los padres. También se lleva a los centros la medicación correspondiente a fin de agilizar el tratamiento, pero como hemos indicado antes, siempre dependerá del tipo de enfermedad y la evaluación que realicen los especialistas. Por norma general, los tratamientos son recibidos por los niños que han podido estar en contacto directo con quien padece la enfermedad, su entorno familiar, profesores, compañeros de clase, etc. Aunque siempre dependiendo de la enfermedad y del número de afectados.

Ante casos de este tipo, son muchos los padres que deciden no llevar a sus hijos al colegio por miedo al contagio, esto es algo que se entiende y aunque algunos responsables de la salud pública aconsejan que los niños acudan con toda normalidad al colegio, es difícil seguir esta recomendación. Lo cierto es que cuando aparece un brote de una determinada enfermedad, el colegio suele recibir una limpieza y desinfección a fondo que permita garantizar la seguridad de los pequeños, con lo que nuestros temores deberían disiparse.

Sin duda, el lugar donde más se extreman las precauciones son las guarderías y aulas infantiles, el motivo es que los niños aquí son más susceptibles de llevarse los objetos a la boca y el contacto es mucho mayor, con lo que una determinada infección puede proliferar con más rapidez.

Los padres debemos estar alerta, el cambio climático trae consigo nuevas enfermedades, ya hemos conocido a través de los medios de comunicación algunas noticias sobre la aparición de determinadas enfermedades en lugares donde nunca se habían dado, la globalización alimentaria, el movimiento de personas por todo el mundo y por supuesto el cambio climático, son los factores claves para ello. En los próximos años el protocolo de actuación sanitaria y el de los centros escolares será determinante, sólo debemos echar un vistazo a la información facilitada por el Instituto de Investigación de Enfermedades Raras para darnos cuenta de ello.

Vía | Diario Montañés Más información | Instituto de Investigación de Enfermedades Raras Más información | El Mundo Más información | Ministerio de Sanidad y Consumo En bebés y más | Las enfermedades raras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos