Publicidad

Cirujanos consiguen llevar a cabo una operación imposible gracias a una maqueta en 3D del niño

Cirujanos consiguen llevar a cabo una operación imposible gracias a una maqueta en 3D del niño
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El neuroblastoma es un tipo de cáncer muy frecuente en la infancia. Es un tumor que se forma en el tejido nervioso y puede ser de difícil intervención porque suele estar envuelto de vasos sanguíneos que, de ser dañados, puede acabar con la vida del niño.

Un niño de 5 años lo padecía desde que tenía un año, en la barriga. Recibió tratamiento con quimioterapia para ir controlando el tumor y que no fuera a más, mientras encontraban el momento y la manera de extirparlo. Fue operado en dos ocasiones, pero fracasaron por no poder acceder al tumor sin poner en riesgo al niño. Finalmente, el mes pasado, tal y como explican en El Periódico, lograron llevar a cabo la imposible intervención gracias a una maqueta en 3D del niño.

Y es que las nuevas tecnologías, y en especial la de impresión de materiales en 3D, está resultando una auténtica vía de soluciones para la medicina, como nos han contado en Xataka en alguna ocasión.

Tras la quimioterapia y las dos intervenciones los médicos del hospital Sant Joan de Déu de Barcelona podrían haber tirado la toalla. Era una operación imposible. Sin embargo, no se dieron por vencidos y empezaron a buscar maneras fiables de llevar a cabo la difícil intervención.

Fue entonces cuando se les ocurrió la posibilidad de entrenar. ¿Cómo hacer posible algo que parece imposible? Haciéndolo muchas veces, entrenando, dominando lo que se hará en el momento crítico. Contactaron con la Fundación CIM, un centro tecnológico de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), y con su colaboración lograron hacer unas maquetas de los órganos del niño y del tumor.

Hicieron la impresión en dos materiales distintos. Por un lado hicieron uso de una resina para reproducir los vasos sanguíneos y órganos y de otro material más blando y translúcido, de una consistencia similar al tumor, para que los cirujanos trataran de retirarlo sin tocar los vasos.

Además, se fabricó otra maqueta de los órganos del niño sin el tumor para visualizar el resultado que debían lograr.

La maqueta llegó 10 días antes de la operación y los cirujanos tuvieron esos días de margen para trabajar con ella. Estudiaron la mejor vía de acceso, buscaron y hallaron soluciones y finalmente "operaron" a la maqueta una y otra vez. Gracias a ello, el día de la intervención, sabían perfectamente cómo debían acceder al tumor y cómo debían proceder para extirparlo. El beneficio no fue solo saber cómo hacerlo, sino que, estando ya entrenados, todo fue más rápido y fiable.

Ahora los médicos aseguran que tras la cirugía el niño recuperará la salud y que ya no requerirá más intervenciones. Ojalá sea así.

El resultado ha sido tan convincente que ya han encargado la maqueta en 3D de dos pacientes más, con el fin de poder abordar sendas intervenciones con todas las garantías.

Sin duda, se trata de una gran noticia para todos. Estamos hablando de un tumor que hace unos meses era imposible de intervenir. La pena es que todo lo que tiene que ver con la investigación tiene cada vez menos fondos y más recortes, y quizás estas noticias se repitan cada vez menos, o con menos frecuencia que la que se daría si los investigadores tuvieran más medios.

Vía | El Periódico
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Utilizan pegamento rápido para operar a un bebé de tres semanas de un aneurisma, Una operación fetal pionera salva la vida de una niña, Extirpan un tumor en la cara a un bebé antes de cortar el cordón

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir