Compartir
Publicidad
Publicidad

Babyfood, un nuevo proyecto comunitario para supervisar la alimentación infantil

Babyfood, un nuevo proyecto comunitario para supervisar la alimentación infantil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Babyfood es un nuevo proyecto que financia la Unión Europea con la misión de investigar todas aquellas sustancias químicas que se encuentran en la alimentación infantil,en productos para menores de 1 año, que se comercializa.

El nuevo proyecto tiene su sede central en el Centro Nacional de Investigación sobre el Medio Ambiente y la Salud de Alemania e investigará la relación entre las sustancias químicas y el sistema hormonal de los bebés. La investigación resulta de suma importancia, especialmente cuando la alimentación de los pequeños está constituida por productos de fórmula y productos preparados con residuos químicos, de los que se desconocen las repercusiones en el organismo de los pequeños. Esta si que es buena, ¿no se analiza y se estudia un producto concienzudamente cuando va destinado a la alimentación de los más pequeños?, ¿no se supone que si se encuentra en el mercado es porque tiene el visto bueno y la aprobación de la Unión Europea? Según deducimos, algunos productos han sido lanzados al mercado sin conocer a ciencia cierta si podían representar algún riesgo para los bebés, de ahí que ahora se cree un proyecto para solventar la situación.

La química contenida en la alimentación infantil puede afectar de un modo distinto a un organismo ya desarrollado (adulto) o a un bebé cuyo sistema inmunitario, respiratorio o nervioso, se encuentra todavía en fase de maduración. Las toxinas que puedan contener estos productos pueden resultar perjudiciales y pueden no ser eliminadas por el organismo de los bebés. Algunas sustancias químicas actúan del mismo modo que lo harían las hormonas humanas e interactúan con las células, concretamente con sus receptores, a la larga esta actuación podría provocar algunos problemas de salud.

El nuevo proyecto intentará clarificar los riesgos y los posibles problemas que pueden sufrir los bebés como consecuencia de su alimentación, para ello se realizarán todo tipo de pruebas con distintos grupos de control a los que se les proporcionarán diferentes preparados nutricionales. Encontramos muy interesante y necesario el nuevo proyecto para garantizar con mayor certeza la calidad y seguridad de los alimentos para los bebés, esperemos que las pruebas no les perjudiquen.

Vía | Cordis Más información | Centro Nacional de Investigación sobre el Medio Ambiente y la Salud (Alemania) Más información | Babyfood (Centro Nacional de Investigación sobre el Medio Ambiente y la Salud)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos