Publicidad

Aumenta la contaminación y con ella los casos de alergias infantiles

Aumenta la contaminación y con ella los casos de alergias infantiles
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

España está bajo el efecto de un anticiclón de gran intensidad, con la presión atmosférica más alta de los últimos cuatro años, lo cual ha hecho que los niveles de contaminación aumenten mucho en varias ciudades. Esto tiene consecuencias en los niños asmáticos, que pueden aumentar sus crisis y las visitas a los hospitales si la exposición se alarga en el tiempo.

Incluso, la contaminación del aire también puede influir en los niños sanos, ya que puede aumentar el riesgo de desarrollar determinadas alergias respiratorias, como el asma, tan común en los niños.

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica (SEICAP) alerta de las consecuencias de la contaminación en los niños asmáticos y con rinitis. La irritación de las vías aéreas se multiplica y estos niños lo notan mucho.

En 40 municipios del área metropolitana de Barcelona se ha activado la alerta contra la contaminación y Madrid ha superado el nivel rojo de contaminación por óxidos de nitrógeno. El frío agrava la situación, y a los altos niveles de diésel en las ciudades se suman la mayor concentración de ácaros y humos en las casas, todo lo cual acentúa la reacción de los bronquios ya inflamados por el asma.

Los niños son mucho más sensibles que los adultos a la polución y estos días caracterizados por frío, ausencia de viento y de lluvias, provoca que la concentración de contaminantes se eleve hasta afectarles. Esto se traduce en el agravamiento de los síntomas como la tos, las sibilancias, la sensación de ahogo o de opresión en el pecho que pueden desencadenar una crisis fuerte de asma.

Pero, ¿se pueden prevenir estos efectos? Los pediatras alergólogos para prevenir ataques de asma recomiendan evitar los desencadenantes, los alergenos responsables.

Esto es: evitar permanecer durante mucho tiempo en las zonas más contaminadas, no permanecer en un ambiente con humo, no practicar actividades al aire libre, utilizar transporte público, y aumentar la atención de los niños con asma. Estos siempre han de llevar consigo los broncodilatadores, ya que es tratamiento idóneo de rescate en el caso de sufrir un ataque de asma.

En definitiva, mucha atención a los niños con asma estos días, ya que la contaminación agrava los síntomas y no queremos llevarnos ningún susto. Esperamos que las condiciones climatológicas mejoren (y así el asma de los pequeños) para que se limpie el cielo de las ciudades y que nadie tenga que respirar tan altos niveles de polución.

Vía | RTVE
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | La dieta, la contaminación y la sequía pueden propiciar la aparición del asma, Diez datos sobre el asma

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir