Compartir
Publicidad

Algunos tratamientos alternativos para el autismo pueden ser peligrosos, según un estudio

Algunos tratamientos alternativos para el autismo pueden ser peligrosos, según un estudio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es cierto que sobre el autismo todavía existen mucho desconocimiento, y en ocasiones los padres de niños autistas pueden recurrir a medicinas alternativas para tratar este trastorno, sin saber que algunos de estos últimos pueden ser peligrosos.

Un nuevo estudio publicado en el "Journal of Behavioral and Developmental Pediatrics" ha descubierto que un 40% de los padres de niños con autismo hacía uso de medicina alternativa, como remedios homeopáticos, ejercicios mentales como la meditación u oración, melatonina, probióticos, dietas alternativas e incluso tratamientos más invasivos.

Entre estos últimos se encuentran las inyecciones de vitamina B-12, inmunoglobulina intravenosa o la terapia de quelación. El estudio ha sido llevado a cabo por investigadores del Instituto MIND de la Universidad de California en Davis, en Estados Unidos.

Se estudió a más de 400 niños con trastornos del espectro autista de entre los dos y los cinco años de edad. La mayoría recibía tratamientos inocuos, pero un 4% utilizaba tratamientos clasificados en el estudio como potencialmente peligrosos e invasivos.

Son los padres con más información y altos ingresos los que invierten en este tipo de tratamientos para mejorar la calidad de vida de sus hijos, aunque muchas veces ocultan esa información al médico del niño, con lo cual no se les puede advertir de los riesgos en el caso de que los haya.

Está claro que los padres de niños con autismo desean aliviar algunos de los síntomas de sus hijos y prevenir que los problemas aumenten, y de ahí el auge de la utilización de medicinas alternativas, en este y en otros trastornos del desarrollo. Pero hacerlo sin tener en cuenta los riesgos puede ser peligroso y contraproducente.

Además, algunos de esos tratamientos podrían interactuar con otros posibles que esté recibiendo el niño, de modo que se desatienda la eficacia y seguridad de los medicamentos.

Por todo ello sería bueno que los pediatras informaran a todos los padres de niños con autismo de estas cuestiones, sin esperar a que ellos pregunten. Algunos tratamientos alternativos para tratar el autismo pueden ser peligrosos, por muy buenos que "los vendan".

Más información | Journal of Behavioral and Developmental Pediatrics Foto | e-MagineArt.com en Flickr En Bebés y más | "Academia de Especialistas", comprendiendo un poco más el autismo, Un bebé que no sonríe ni mira a los ojos, ¿podría ser autista?, Terapia con delfines para niños autistas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio