Compartir
Publicidad

El uso de ciertos antidepresivos al final del embarazo podría aumentar el riesgo de trastorno pulmonar en los bebés

El uso de ciertos antidepresivos al final del embarazo podría aumentar el riesgo de trastorno pulmonar en los bebés
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es complicado decidir cómo tratar la depresión durante el embarazo pues si bien parece que los antidepresivos tomados durante el primer trimestre no afectan al bebé, un reciente estudio vincula el uso de ciertos antidepresivos durante el último trimestre con un ligero aumento en el riesgo de que los bebés padezcan un trastorno pulmonar.

Aunque hoy día existen tratamientos bastante seguros y contrastados, es obvio que los beneficios de tomar antidepresivos durante el embarazo deben ser sopesados y comparados con los riesgos potenciales de la depresión no tratada.

Una depresión durante el embarazo no tratada o incorrectamente tratada puede conducir a un peso bajo al nacer y a un parto prematuro, incluso podría vincularse con otros problemas para el bebé, como problemas conductuales en un futuro. También parece que la depresión en el embarazo tiene más probabilidades de conducir a la depresión postparto.

La hipertensión pulmonar persistente es un riesgo conocido relacionado con tomar los antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), a los que pertenecen la fluoxetina (Prozac), sertralina (Zoloft), venlafaxina (Effexor) y paroxetina (Paxil).Según el estudio, tomarlos a finales del embarazo aumentaría en más del doble el riesgo de que el recién nacido padezca un trastorno pulmonar de este tipo.

La hipertensión pulmonar persistente hace que los pulmones se hagan resistentes tras el nacimiento, en lugar de relajarse; no se expanden como deberían, y el resultado es que el bebé recibe menos oxígeno de lo normal. No obstante, hay tratamientos para tratar a los bebés que la padecen, obteniendo un buen pronóstico.

El estudio que hoy comentamos en Bebés y Más también halló que el riesgo de hipertensión pulmonar persistente seguía siendo bajo incluso tomando estos antidepresivos al final del embarazo, afectando a alrededor de 3,5 de cada 1.000 nacimientos.

Tendrán que realizarse más investigaciones sobre este tema, pues la depresión es un trastorno cada vez más frecuente en nuestra sociedad y los datos obtenidos por el estudio son aún limitados. No queda claro qué momento del embarazo podría señalarse como "finales" y los especialistas aún desconocen cómo este tipo de antidepresivos podrían provocar la hipertensión pulmonar persistente.

Por ese motivo, es interesante que los médicos especialistas conozcan los resultados de este estudio y lo consideren a la hora de valorar los riesgos contra los beneficios de ofrecer estos medicamentos a las embarazadas que padezcan depresión, ofreciendo un pauta terapéutica personalizada.

Foto | Alex Guerrero en Flickr CC Más información | Medline En Bebés y Más | Los antidepresivos en el primer trimestre no aumentan el riesgo de ciertos defectos en el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio