Compartir
Publicidad
Publicidad

Depresión post-adopción

Depresión post-adopción
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La depresión en el postparto es un fenómeno ligado a la tormenta hormonal que sigue al embarazo pero también es una cuestión emocional y psíquica nacida del gran cambio al que la mujer se enfrenta cuando se convierte en madre. También existe la depresión post-adopción.

Un estudio publicado recientemente en la revista americana Western Journal of Nursing Research y realizado por la doctora Karen Foli acaba de poner de manifiesto que las madres adoptivas también pueden sufrir una depresión paralela al "baby blues" o tristeza del postparto.

La madre, cuando recibe a su hijo adoptado, igualmente debe reconsiderar sus prioridades vitales y rememora su infancia y su relación con su madre, tratando de descubrirse a si misma, asumiendo lo positivo de su propia crianza y reinventando como va a hacerlo ella misma.

Cuando nace un bebé nace también una madre y eso desencadena una tormenta emocional muy intensa en la mujer. Esta situación psíquica se da igualmente en las mujeres adoptantes, ellas también nacen como madres y el renacimiento no está exento de temores, emociones desatadas y reconstrucción de la imagen de si misma.

Se remueven muchas cosas del propio pasado, de la infancia y de la propia historia vital.

Conocer que las madres adoptivas también pueden sufrir una depresión post-adopción ligada a la llegada de su hijo debería ser tenido en cuenta a la hora de diseñar estrategias sanitarias de prevención y atención temprana.

Via | Le Figaro Más información | Karen Foli

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos