Compartir
Publicidad

El derecho de los bebés prematuros a ser acompañados por sus familias

El derecho de los bebés prematuros a ser acompañados por sus familias
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como os comentábamos hace unos días, este año el foco de la campaña Semana del Prematuro 2011 es el Derecho 9 del Decálogo de derechos de los bebés prematuros, el que resalta el derecho del prematuro a ser acompañado por su familia todo el tiempo.

Para ello se confeccionó un material de apoyo para todas aquellas personas involucradas en el cuidado del recién nacido prematuro con el fin de legitimar este derecho. Además, se ha publicado una Guía de Prensa, muy completa, para la campaña de este año.

La permanencia de los padres al lado del bebé prematuro favorece su crecimiento y desarrollo. Al garantizar que la familia esté todo el tiempo con su hijo o hija prematura se está contribuyendo a habilitar funciones de la familia que son fuertemente protectoras para la calidad de vida de los niños y niñas y contribuyen a la humanización de los cuidados médicos de los prematuros.

Veamos las bases que fundamentan la reivindicación del derecho del bebé prematuro a ser acompañado por su familia en todo momento.

  • La contención familiar del recién nacido prematuro forma parte de sus necesidades vitales para una mejor y más rápida recuperación.

  • La Declaración de Derechos del Niño Hospitalizado establece que todo niño tiene derecho, mientras permanece en el hospital, a contar con la compañía permanente de al menos uno de sus padres.

  • El cuidado de la relación entre el prematuro y sus padres es esencial para el futuro del niño. La permanencia de los padres junto a él favorece el crecimiento, el logro de la lactancia materna, aumenta el apego y da seguridad y confianza para el cuidado posterior al alta.

  • La permanencia de la familia dentro de las unidades de cuidados intensivos neonatales requiere de un ambiente de mutuo respeto, colaboración, diálogo y acompañamiento. Los padres tienen derecho a estar junto al bebé todo el tiempo posible. En situaciones de procedimientos especiales o de emergencia que el bebé u otros bebés internados requieran, se recomienda llegar a un acuerdo con los profesionales sobre la permanencia de los padres.

  • La integración del nuevo ser en la familia es fundamental, puesto que éste es el lugar donde crecerá y se desarrollará. La visita periódica a la unidad neonatal de los hermanos y abuelos brinda oportunidad a la familia de recorrer más unidos ese camino.

  • Para un bebé prematuro es muy importante sentir las caricias, la voz y el olor de sus padres. Para eso, debe estar junto a ellos el mayor tiempo posible.

Según una encuesta realizada a los equipos de salud que participaron en la primera campaña Semana del Prematuro UNICEF 2010, este derecho es uno de los más vulnerados.

Se ha de trabajar para que esto no suceda, dada la importancia del cumplimiento del derecho de los bebés prematuros a ser acompañados por sus familias en todo momento: el cuidado del vínculo entre el prematuro y sus padres es esencial para el futuro del bebé.

Más información | Unicef En Bebés y más | Decálogo de los Derechos del bebé prematuro, Humanizar el cuidado de los bebés prematuros, Nacer prematuro: supervivencia, dificultades y secuelas, La Semana del prematuro 2011

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos