Publicidad

Cuándo, cómo y por qué (o no) cortarle el pelo al bebé

Cuándo, cómo y por qué (o no) cortarle el pelo al bebé
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

En lo que respecta a cortarle cosas al bebé, la pregunta más habitual es la que se refiere a las uñas, probablemente por eso de que crecen muy rápido y porque los niños se hacen auténticas desgracias faciales con ellas. Sobre el pelo los padres suelen preguntar poco, bien porque no se lo van a cortar, bien porque se lo cortan sin demasiadas dudas.

En realidad, no tiene mucho misterio, no es más que pelo que se puede cortar cuando uno quiera. Sin embargo, hay gente que lo hace para que salga más fuerte, o gente que simplemente no lo corta nunca. Por si estáis preguntándoos cuándo darle el primer corte de pelo a vuestro bebé hoy vamos a hablar de cuándo, cómo y por qué cortarle el pelo al bebé (o de por qué no hacerlo).

Nuestra primera vez

No es que lo que yo haya hecho aporte más o menos validez a lo que os explicaré a continuación, pero os lo comento para que sepáis cómo lo hicimos nosotros con nuestros hijos. En general, el primer corte de pelo de nuestros hijos sucedió en algún momento entre el año y los dos años de vida. Es decir, no hicimos nada hasta que vimos que el flequillo les molestaba en los ojos. Podríamos llamarle dejadez o simplemente que los veíamos muy guapos con el pelito largo, pero de bebé ya digo, no hicimos nada.

Será, probablemente, que pese a que se quedaron casi calvos, los seguíamos viendo guapos, porque ahora veo fotos de entonces y me digo "Dios mío, igual habría ido bien cortarles un poco el pelo".

Cuestión de estética

Es decir, que todo es una cuestión de estética, de que veas a tu hijo más o menos bien con el corte de pelo que lleva (o con el pelo sin cortar). Hay padres que enseguida que nacen les cortan el pelo porque así los ven mejor. Otros lo hacen porque creen que así el pelo les saldrá más fuerte. Esto es falso. El pelo no sale más fuerte por cortarlo, porque si así fuera los mayores, que nos lo hemos cortado unas cuantas veces, tendríamos pelos como alambres.

¿Que eso sí sucede si le afeitas el pelo? No, no, tampoco. Si afeitas el pelo al bebé le va a crecer exactamente igual, porque lo único que haces es cortarlo justo cuando sale a través de la piel y no más arriba. Al final es lo mismo. Sí sucede que se produce un efecto óptico en el que vemos crecer el pelo grueso, pero no porque se ha hecho grueso, sino porque es la parte del principio del pelo y porque no hay punta, sino un corte recto que lo hace parecer más grueso.

Así que si tenéis intención de afeitarle la cabeza por estética, adelante. Pero si lo hacéis para que el pelo le salga más fuerte, lo siento, pero no lo vais a conseguir.

Por cierto, si lo hacéis, que no lo aconsejo porque una cuchilla no debería estar nunca cerca de un bebé, tened cuidado infinito y usad una cuchilla limpia. Hace unos días acudió al hospital un bebé al que le habían afeitado la cabeza con unas costras infectadas, la cabeza roja, caliente como una bombilla, que ha estado ingresado varios días con antibiótico por vena, ante el riesgo de que la infección de la cabeza se diseminara al resto del cuerpo.

¿Entonces cuándo?

3029979022 8a7acbe06f B

Pues lo dicho: cuando los padres quieran, porque es una cuestión de estética. Algunos padres que lo cortan pronto lo hacen para igualarlo, pues los bebés tienen a veces unas zonas con el pelo más largo que otras. Lo que pasa es que hacia los dos o tres meses gran parte del pelo cae y entonces quedan como un abuelito, calvos por arriba y con pelo en la zona occipital (encima de la nuca) y por encima de las orejas. Entonces todo se desiguala y la única manera de igualar eso es cortando lo que queda.

Hacia los 5-6 meses empieza a salirle al bebé el pelo ya definitivo. Entonces es cuando deja de estar tan calvo y empieza a dejar de parecer un abuelito diminuto, y un momento en el que valorar si vale la pena igualarle lo que ya tenía con lo que tiene de nuevo.

¿Cómo cortar el pelo del bebé?

La cuchilla, como digo, debe evitarse. No hace que el pelo salga más fuerte y el riesgo de que le hagamos daño es más que evidente. Quitando la cuchulla nos quedan las tijeras y la máquina cortapelos. En caso de utilizar tijeras, deben ser de punta redonda para evitar que le hagamos daño con una punta.

La otra opción, que seguramente quedará un poco mejor si no somos muy hábiles con la tijera es la máquina para cortar el pelo. Gracias a la guía podemos escoger la longitud final del cabello y de esa manera cortar toda la cabeza. Se recomienda no presionar, ir muy despacito para no hacerle daño con la fricción de la máquina y valorar si el niño lo lleva bien. Si el ruido le asusta mucho o si la vibración le molesta, quizás sea mejor cortar el pelo con tijeras o, simplemente, dejárselo crecer.

¿Por qué (o no) cortarle el pelo?

Pues a modo de resumen, porque ya lo he dicho. Se le corta porque los padres quieren que tenga el pelo más corto o para igualarlo, es decir, por cuestión de estética. ¿Por qué no cortarlo? Pues por lo mismo, porque creas que te gusta más cómo le queda el pelo largo o porque como no lo consideras un asunto importante, simplemente no lo hagas.

Los que ponen como razón el fortalecer el pelo: "se lo corto para que lo tenga más fuerte" cometen un error, porque el pelo no va a salir más fuerte hagas lo que hagas. Ni cortándolo, ni afeitándolo.

Fotos | Dan Harrelson, Femke Muilwijk en Flickr
En Bebés y más | Cuidados del recién nacido: el primer corte de pelo, El color de pelo del bebé, Unos tanto y otros tan poco... ¿Con cuánto pelo nació tu bebé?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir