Compartir
Publicidad

El pelo del recién nacido: cómo es al nacer y cómo será más adelante

El pelo del recién nacido: cómo es al nacer y cómo será más adelante
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque nos intentamos imaginar el aspecto de nuestro bebé con un pelo parecido al de los papás, cuando nace no se asemejará demasiado. De hecho el cabello con el que nace el bebé poco tiene que ver con el que tendrá más adelante él mismo o ella misma.

Tu bebé recién nacido puede ser completamente calvo o tener una mata espesa de pelo, aunque la mayoría se sitúa en un punto intermedio, con un suave y fino cabello que cubre parcialmente la cabeza del bebé al nacer.

De todas formas, es muy posible que no sepamos bien cómo tiene el pelo al nacer ya que la vérnix caseosa, esa sustancia sebácea que recubre el bebé recién nacido y que se suele quitar precipitadamente, altera el aspecto de la piel y pelo del niño, junto a restos de sangre que pueden quedar en la cabecita.

El color de pelo del bebé

Respecto al color del pelo del bebé estará determinado por los genes heredados del padre y de la madre, pero al nacer puede que tengamos dudas de hacia dónde "irá" ese pelo.

Esto es así porque si el bebé "cambia" el pelo lo hará con las células responsables del color del pelo (melanocitos) más maduras: por eso también puede cambiar el color de los ojos del bebé. Como el pelo prenatal con el que nace se suele caer en los primeros meses de vida, el pelo nuevo puede variar de color y de textura.

Es posible que no notes demasiado la caída de pelo y aunque veas que en la cunita el bebé deja finos pelos cada día, no llega a quedarse calvo. Esto es porque al mismo tiempo ya le están saliendo nuevos cabellos.

No le tengas miedo al primer corte de pelo (fuera mitos sin ninguna base científica), aunque este puede esperar si es invierno y hace frío o si ves que los cabellos se le caen. Pero es perfectamente posible cortarle el pelo al bebé sin que esto le produzca ningún daño, no es perjudicial para el niño (ni tampoco trae beneficios especiales).

El lanugo, pelo en el cuerpo

Junto al cabello, podemos hablar de otra pilosidad que cubre al bebé, el lanugo, un vello corporal que surge en el feto a partir de las 13 semanas de gestación y que se pierde alrededor de la semana 40 (por eso es más frecuente en niños que nacen prematuros y menos en bebés postmaduros).

El fino lanugo suele cubrir hombros, espalda, frente y sienes de los bebés a término y a menudo se desprende después de una semana de vida.

En definitiva, tenemos que esperar al nacimiento del bebé para ver cómo será su pelo, pero muy probablemente este cambiará en los próximos meses. Después ya dependerá de nosotros el peinado que queramos hacerle y unos años más tarde ya será decisión de ellos...

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Cuidados del pelo del bebé, La cabeza del bebé al nacer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio