Publicidad

Ojos inyectados en sangre tras el parto, ¿he de preocuparme?

Ojos inyectados en sangre tras el parto, ¿he de preocuparme?
Sin comentarios

Publicidad

El estado físico de la madre tras el parto sufre muchos cambios debido al gran trabajo realizado y, aunque no se trate de uno de los efectos más frecuentes, no es raro que algunas madres tengan los ojos inyectados en sangre tras el parto.

El enrojecimiento de los ojos, en general, se debe a la presencia de vasos sanguíneos hinchados y dilatados, lo cual provoca que la superficie ocular normalmente blanca aparezca roja o inyectada en sangre.

A pesar de que los ojos inyectados en sangre pueden suceder por varias razones, en el caso que nos ocupa se debe al aumento excesivo y continuado de la tensión del ojo durante el periodo expulsivo del parto.

Se trata de un efecto habitual que entra dentro de la normalidad. Es decir, que en los partos vaginales la madre ha realizado mucho esfuerzo con los pujos para que el bebé atraviese el canal del parto, cuando este periodo se alarga.

El hecho de que los vasos en la superficie de la porción blanca del ojo (esclerótica) se hinchen es debido al esfuerzo físico (a veces puede suceder con una tos intensa). Se conoce como hemorragia subconjuntival. El enrojecimiento no es preocupante a menos que también se presente dolor ocular o dificultad para ver.

Unos paños húmedos fríos colocados en los ojos, varias veces al día, pueden aliviar el enrojecimiento que, en cualquier caso, desaparecerá solo con el paso de los días (una o dos semanas) hasta que los ojos recuperen su aspecto normal.

Al menos, se recuperará la normalidad en lo que a ojos inyectados en sangre durante el parto se refiere, pero tal vez las ojeras, con la llegada del bebé a la familia, duren un poco más...

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Qué le sucede al cuerpo después de dar a luz? El estado físico de la madre tras el parto, ¿Qué le sucede a la mente después de dar a luz? El estado emocional de la madre tras el parto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir