Compartir
Publicidad
Publicidad

El parto en casa todavía visto como una extravagancia

El parto en casa todavía visto como una extravagancia
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta mañana, en el programa Espejo Público de Antena 3 uno de los temas del día era parir en casa, un asunto del cual hemos hablado bastante en el blog. He subido el volúmen y he seguido atentamente el reportaje, que me ha llevado a hacer algunas reflexiones.

Primero que nada, quiero expresar la enhorabuena por tratar el tema. Cuanta más difusión se haga del parto domiciliario, más será considerado una opción para las futuras mamás. La semana pasada veía en Telemadrid un reportaje sobre doulas. O sea que el tema empieza a estar en boca de todos.

Más allá de si estás de acuerdo o no, lo harías o no, lo importante es que exista una alternativa para las mujeres que no quieren parir en un hospital.

Volviendo al programa, los invitados para debatir sobre el tema eran cuatro, bueno cinco. Una madre, Matilde, quien había dado a luz en casa y llevó a su pequeña al programa. Que por cierto, tendría entre año y medio y dos y le daba la teta en público (muy discreta, sin exhibicionismo) sin reparo en decir que no lo hacía por alimentarla sino por mimos.

Los otros invitados eran Anabel, la matrona que había asistido su parto, un ginecólogo de la Ruber y Lolita Flores que pensaréis qué hacía ahí, pero ha sido madre y también tiene derecho a opinar.

Matilde, la madre de la niña, contó lo maravilloso de su experiencia al parir en su propia casa con la ayuda de su matrona. Dijo que le tenía miedo a los procedimientos hospitalarios y que se sentía infinitamente más tranquila en casa.

La matrona habló sobre ciertos requisitos para dar a luz en casa como que se trate de un embarazo de bajo riesgo, que no haya sufrido complicaciones, que haya pasado todos los controles prenatales, que la mujer esté sana y lo principal, que esté segura de la decisión de parir en casa.

Uno de los temas centrales del debate fue el riesgo que implica no estar en un hospital ante posibles complicaciones. La matrona, quien ejerce desde 1984 ha atendido 400 partos en casa y sólo un 10% ha requerido un traslado al hospital, en todos los casos porque no progresaba la dilatación. También ha comentado que lleva a los partos una maleta con anestesias locales, sueros y demás elementos por si surgiera alguna complicación y que ante la mínima sospecha se produce al traslado al hospital.

Por su parte, el ginecólogo opinó que parir en casa es peligroso, que en un parto puede surgir una complicación cuando menos te lo esperas (amenaza de signos de pérdida de bienestar fetal, hemorragia) y que un traslado urgente a un hospital donde no te esperan no es lo mismo que estar dentro del hospital. Lo considera un riesgo que hoy en día no hay por qué asumir.

Po su parte Lolita, que también opinó, defendió el parto en el hospital pero pidió un trato más humano y más complaciente para con las pacientes.

Recordemos que en Holanda dar a luz en casa es bastante habitual, mientras que en España todavía son pocas las mujeres que lo elijen, según comentaban en el programa de hoy, sólo 250. Todavía se ve como un “bicho raro” y como un poco inconsciente a la mujer que elije dar a luz en su casa.

Si bien alguna vez he expresado que yo no daría a luz en mi propia casa, de tener otro hijo elegiría un parto menos intervencionista (bañera de dilatación, posición vertical, no episiotomía y epidural si fuera necesario), lo mismo que han elegido la mayoría de nuestras lectoras cuando les hemos consultado qué tipo de parto elijen.

No considero inconscientes ni mucho menos locas a las mujeres que elijen dar a luz en casa, por el contrario, me parecen unas valientes y las admiro por la profunda confianza que tienen en ellas mismas. De cualquier forma, es una decisión muy personal, personalísima, sin ningún tipo de influencias que debe estar basada en una completa información. Por lo general, la mayoría de las mujeres que dan a luz en casa expresan haber vivido una experiencia maravillosa, lo cual no pueden decir todas las mujeres que han dado a luz en un hospital.

Para acabar, por más que se empieza a hablar del tema en los medios, que se va contagiando de una mujer a otra o por reacción ante una mala experiencia en el hospital, me parece que sigue siendo considerado como una extravagancia, una rareza de unas pocas que van en contra del rebaño. Mi reflexión es: ¿son mujeres que se han quedado en el pasado y se niegan a beneficiarse de los avances médicos actuales o son unas pioneras que rescatarán al parto de la industrialización para que vuelva a ser un hecho fisiológico? Ahí queda la pregunta.

En Bebés y más | El parto domiciliario: dar a luz en casa, Encuesta: ¿Qué tipo de parto elijes?, Resultados de la encuesta ¿Qué tipo de parto elijes?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos