Compartir
Publicidad

El enema previo al parto no está justificado

El enema previo al parto no está justificado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hay hospitales que han dejado de hacerlo, pero muchos otros continúan con esta práctica a pesar de que los estudios desaconsejan el uso rutinario del enema durante el trabajo de parto.

La explicación que se da para colocar un enema a la mujer que está por parir es la de evitar posibles infecciones tanto en la madre como en el bebé.

Sin embargo, que su uso no es necesario no es nada nuevo. La prueba está en este estudio realizado por matronas del hospital de Jaén en 2003 y en uno que acabo de conocer realizado por un equipo colombiano y publicado en la edición digital de The Cochrane Library.

Este último comprobó que no hubo diferencias significativas entre las tasas de infecciones por lesiones en el perineo y de infecciones en los bebés de las mujeres a las que se les realizaron enemas y a las que no, ni que el uso de enemas haya modificado la tasa de infecciones respiratorias pediátricas.

Ambos llegan a la misma conclusión: que se desconocen los beneficios reales del enema, que no reduce las tasas de infecciones por lesiones en la madre o en el bebé, ni mejora la experiencia del parto para la mujer.

En el primero las matronas van más allá calificándolo incluso como una práctica ineficaz y perjudicial que debiera ser eliminada.

Es cierto que hay madres que lo prefieren porque se sienten más cómodas a la hora del parto. Pero se sabe que cuando el trabajo de parto se desencadena es muy probable que evacues espontáneamente.

Una vez más, como siempre que hablo sobre una adecuada atención al parto, lo importante es que sea la mujer quien elija cómo quiere dar a luz. No me parece correcto que se realicen prácticas “por decreto” y menos si están cayendo en desuso por no aportar ningún beneficio demostrado.

Vía | Buena Salud En Bebés y más | Rasurado y enema previo al parto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos