Compartir
Publicidad
Publicidad

El 70% de las embarazadas que piden un parto natural acaban cambiando de opinión

El 70% de las embarazadas que piden un parto natural acaban cambiando de opinión
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De un tiempo a esta parte la lucha de muchos profesionales y sobretodo de muchas madres por hacer que los partos hospitalarios sean partos naturales está siendo positiva. Cada vez más centros se acogen a protocolos respetuosos y cada vez más madres eligen parir con las menores intervenciones médicas posibles, si el parto lo permite.

Sin embargo, son muchas todavía las mujeres que deciden parir sin anestesia y con pocas intervenciones que en el transcurso del parto acaban solicitando anestesia epidural, acto que provoca otras intervenciones de manera casi obligatoria, como el uso de oxitocina o la posición de litotomía (tumbada) para llevar a cabo el parto.

En Valencia han cuantificado dichos datos y han visto que, en principio, el 70% de las mujeres eligen un parto no medicalizado. Una vez que el parto comienza, cerca del 71% de esas mujeres acaba solicitando la anestesia epidural. Esto hace que, de todas las mujeres que acuden a un centro hospitalario a parir, tan solo un 20% acabe teniendo un parto natural.

Las embarazadas no son enfermas

Lo hemos comentado en varias ocasiones y parece que, como digo, son muchos los hospitales y muchas las mujeres embarazadas que se están dando cuenta de esto: las embarazadas no son enfermas, sino mujeres que, para prevenir posibles riesgos, prefieren acudir a un centro de salud por si acaso pasa algo.

Esto quiere decir que una mujer es totalmente capaz de parir sola (hasta que se demuestre lo contrario) y por lo tanto debería poder hacerlo. En caso de necesitar alguna intervención, pues para esto están los profesionales, para actuar.

Años atrás y hasta hace poco la visión era un poco al revés. A la embarazada se la trataba como a una enferma, tomando el control de su parto y controlándolo todo hasta el punto de anularla, con la desventaja ya demostrada de que cuanto más se controla algo que va bien, más riesgo hay de hacer que vaya mal (virgencita, que me quede como estoy).

Las mujeres lo saben, pero…

En la era de la información son muchas las mujeres que saben que la mejor manera de prevenir riesgos durante un embarazo es tratar de parir de la manera más natural posible. Esto incluye no utilizar anestesia epidural.

Sin embargo una decisión así no es algo que tenga que hacerse a cara o cruz. Parir no es algo que se haga todos los días y no es como ir a casarte o a hacerte el carnet de identidad. Parir es dar a luz a un bebé, es un acto natural que no se hace porque se haya aprendido a hacer, sino que se hace porque el cuerpo está preparado para ello.

El problema es que mente y cuerpo no están, hoy en día, demasiado asociados (de hecho muchos de los males actuales vienen precisamente por esta razón) y son pocas las mujeres que pueden controlar la situación, el momento y el ambiente de manera que el dolor disminuya o se haga llevadero (el cuerpo está preparado para ello, pero la mente no).

En otras palabras, si se decide parir sin epidural es más que recomendable llevar a cabo algún tipo de trabajo personal que ayude a conectar el cuerpo con la mente, a aprender a relajarse, a escucharse, a centrar la atención en una misma a pesar de los estímulos externos y a visualizar el momento del parto porque de este modo es posible vivir el nacimiento de un hijo como una experiencia propia y única muy enriquecedora.

De otro modo hay muchas probabilidades, como ya habéis visto según los datos de Valencia, de que el parto se transforme pronto en algo estresante y muy doloroso que “deseo que acabe pronto”.

¿Y vosotras?

¿Y vosotras? ¿Cómo lo vivisteis? ¿Conocéis muchos casos de mujeres que querían parir de manera natural y acabaron con un parto instrumentalizado?

Vía | La Razón
Foto | Flickr – Inferis
En Bebés y más | ¿Con qué compararías el dolor del parto?, Guía del Plan de Parto (el manejo del dolor), “Yo soy testigo de partos en los que el dolor ha sido nulo”. Entrevista al doctor Emilio Santos (II), “Con el HipnoNacimiento se puede dar a luz en un estado de relajación profunda sin epidural”. Entrevista a la psicóloga Pilar Vizcaíno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos