Publicidad

El caso del gato que asea al bebé de la familia

2 comentarios

Publicidad

Sabemos que entre los animales de compañía y los niños se crean muchas veces vínculo tan especiales que son difíciles de entender para aquellos que no lo viven a diario, un vínculo diferente al que forman con los adultos. Muchos conocemos casos de perros que se toman la protección del bebé muy en serio, considerándolos la parte más débil de la manada y por tanto algo que está a su cargo. También es admirable la paciencia de estos animales ante las trastadas de los bebés.

Pero el vínculo que ha creado este gato con el bebé ya es increíble, pues nos encontramos ante un gato que asea al bebé de la familia.

Juntar animales de compañía y niños es la mayoría de la veces una gran idea. Es una buena forma de enseñar a los más pequeños a cuidar y ser responsables de algo que requiere un trato especial. Es también una forma sencilla de hacer que se impliquen en las tareas de casa al hacer que se encarguen de darles de comer y bebe, cepillarles y sacarlos de paseo (aunque sólo sea por el jardín).

De momento parece que al bebé prefiere el baño convencional y ya veremos si cuando el bebé tenga cuatro o cinco años y vuelva del jardín con barro hasta en las orejas hace lo mismo. ¿Llegan vuestros animales a hacer algo similar?

Vía | Neatorama En Bebés y Más | Gatos, perros y eccemas en la infancia, ¿Están más sanos los niños que conviven con perros?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir