Compartir
Publicidad
Publicidad

Pregorexia: anorexia en el embarazo

Pregorexia: anorexia en el embarazo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay mujeres que se sienten excesivamente preocupadas por los kilos que aumentan en el embarazo limitando la ingesta de calorías para engordar lo menos posible e incluso para reducir talla. La anorexia es un trastorno alimentario que sufren las mujeres que dejan de alimentarse, cuando ocurre en mujeres embarazadas se llama pregorexia.

Es fundamental que las mujeres entiendan que existe un importante porcentaje del aumento de peso durante la gestación que es inevitable. Se reparte entre el bebé, la placenta, el aumento del útero, el pecho, el volumen sanguíneo y el líquido amniótico, sumado a la retención de líquidos, muy frecuente en el embarazo.

Como media, una mujer sana debería aumentar entre 10 y 15 kilos a lo largo del embarazo, dependiendo de su contextura física; una mujer con sobrepeso deberá aumentar de 7 a 10 kilos y una mujer normalmente delgada, de 15 a 20 kilos.

Al igual que sucede con la anorexia, en la que la imagen de una mujer “bonita” se traduce en una mujer esbelta, la embarazada puede compararse con mujeres que han engordado poco en el embarazo y verse frustradas. Otra vez, la sociedad impone modelos de mujeres que se mantienen delgadas durante la gestación y nada más parir vuelven a su peso ideal. Las comparaciones siempre son odiosas, hay mujeres que debido a su complexión y tendencia genética engordan menos y otras más.

Pero más importante que poner el foco en los kilos en sí es llevar una dieta equilibrada durante el embarazo. El escaso aumento de peso e incluso el adelgazar es tan perjudicial como un aumento de peso excesivo cuando esperamos un bebé.

El feto necesita los nutrientes esenciales que recibe a través de la madre para su correcto desarrollo, así como para su vida futura, por lo que caer en la pregorexia, la anorexia en el embarazo puede tener graves consecuencias en su salud.

Para controlar el aumento de peso la mujer debe consumir una dieta variada compuesta por lácteos, frutas, verduras, pescado, carne magra, evitar los alimentos ricos en grasa y limitar los dulces. Por supuesto, la actividad física moderada también es clave para no engordar más de la cuenta.

La clave de un embarazo saludable es llevar una alimentación adecuada y hacer ejercicio. La salud del bebé está por encima de una imagen "perfecta".

Vía | Terra En Bebés y más | Trastornos alimentarios, con el embarazo pueden mejorar o desarrollarse por primera vez, Bulimia durante el embarazo, Aumento de peso en el embarazo En Vitónica | Pregnorexia: anorexia en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos