Compartir
Publicidad

Evita digestiones pesadas con los siguientes trucos

Evita digestiones pesadas con los siguientes trucos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el embarazo y el vientre más abultado, es frecuente tener molestias digestivas, pero si a eso le sumamos un cambio en la rutina propio de las vacaciones, con comidas diferentes y horarios cambiados, los problemas pueden acentuarse, por eso, hoy dejamos algunos trucos para evitar digestiones pesadas en verano.

Si quieres evitar la acidez, el estreñimiento, o el malestar gastrointestinal que suele ser frecuente durante el embarazo, este verano puedes aplicar los siguientes trucos para prevenir las digestiones pesadas y por el contrario, cuidar el funcionamiento digestivo:

  • Evita las ingestas abundantes, pues a mayor volumen que ingresa al estómago, mayor trabajo y más riesgo de sufrir malestares. Intenta comer porciones moderadas, unas 4 a 6 veces al día.
  • Conserva horarios regulares para comer y evita saltar comidas o pasar muchas horas sin comer, pues un estómago vacío también puede ocasionar acidez o náuseas, mientras que si comes a horarios regulares, tu organismo se mantendrá activo y podrás comer en cantidades moderadas en cada comida.
  • Evita las comidas muy condimentadas o ácidas tales como aquellas que contentan salsas picantes, pimentón, o bien, demasiado zumo de limón, que pueden acentuar los síntomas de acidez o irritación en el tubo digestivo.
  • Consume alimentos con fibra para prevenir el estreñimiento y así, reducir la pesadez y otras molestias. Puedes consumir frutas y verduras frescas, cereales integrales, yogures o leches fermentadas, entre otros.
  • embarazo-digestion2
  • Modera la ingesta de alimentos con muchas grasas y azúcares, pues éstos son más complejos de digerir, más irritantes y además, pueden acentuar la acidez.
  • Mastica bien y comes despacio cada alimento, ya que esto favorece el proceso digestivo reduciendo el riesgo de molestias.
  • Evita el estrés al momento de comer y disfruta de las comidas de forma relajada, pues el sistema nervioso también puede alterar la digestión.
  • Realiza actividad física regularmente a intensidad leve y adecuada a tus tiempos de embarazo, porque el ejercicio favorece el transito intestinal y además, nos ayuda a evitar el estrés o el nerviosismo.
  • Bebe suficiente cantidad de líquidos, evitando refrescos, café o bebidas con gas, que no sólo te ayudarán a hidratarte este verano, sino también, a cuidar el proceso digestivo así como a evitar el estreñimiento.

Recuerda que si bien es frecuente tener malestares digestivos durante el embarazo, un brusco cambio de horarios, de ambiente y de rutinas alimenticias pueden afectarte en el verano, por eso, aplica los consejos antes dados y podrás evitar las digestiones pesadas y disfrutar de unas placenteras y saludables vacaciones veraniegas.

En Bebés y Más | Indigestión en el embarazo En bebés y Más | Molestias en el embarazo: soluciones naturales para las náuseas, estreñimiento, acidez, dolor de espalda y estrés. Imagen | Tomhe y Seanmcgrath

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio