Compartir
Publicidad
Mis siete propósitos como madre para 2017
Nuestras experiencias

Mis siete propósitos como madre para 2017

Publicidad
Publicidad

Aunque es bueno estar constantemente buscando maneras de ser mejor persona, los finales e inicios de año son un momento ideal para detenerse a pensar en cómo nos ha ido y en las cosas que podemos mejorar. Son un excelente indicador para medir un antes y un después.

Cuando nos convertimos en padres, nuestros hijos se convierten en nuestra motivación principal para mejorar cada día y esforzarnos por ser un buen ejemplo para ellos. Por eso quiero compartirte la lista de propósitos que me he puesto como madre para este próximo año 2017.

Dedicar más tiempo de calidad a mi hija

Muchas veces entre el trabajo, los pendientes personales y las cosas de la casa como lavar la ropa u ordenar la habitación, se nos pasan los días volando y al caer la noche nos damos cuenta que casi no convivimos con nuestros hijos.

Parte importante de lo que para mí representa ser una buena (y mejor) madre es dedicar tiempo de calidad a mi hija. No importa que sean 10 minutos o 2 horas, 5 veces por semana o solo 2. La idea es que siempre existan esos espacios, aunque sean pequeños, para pasar tiempo juntas y alimentar nuestra relación madre-hija.

Aprender con y de mi hija

Tener un hijo es como volver a empezar desde cero en la escuela de la vida. Cuando ya creías saberlo todo, llega un bebé y te cambia todo el panorama. Aprendes por él y al educarlo, aprendes también con él.

Este próximo año quiero dedicar más tiempo para aprender a través de sus ojos lo sorprendente que es el mundo y también aprender de ella a darle valor a todas esas pequeñas cosas a las que en ocasiones como adultos dejarmos de darles importancia o pasamos por alto.

Escuchar atentamente lo que mi hija piensa y siente

Parte de dedicar tiempo de calidad a mi hija es escucharla. El secreto para tener una relación cercana con nuestros hijos es tan simple como eso: escucharlos. Hay días en que estoy estresada y tengo tantas cosas en la cabeza que detenerme a escuchar lo que ella me tiene que decir pareciera imposible.

Pero es muy importante hacerlo. Para un niño, todo lo que tiene que decir es de gran importancia, sea algo alegre o triste, él está compartiendo una parte de su ser con nosotros. No olvidemos que durante sus primeros años, nosotros como papás somos el mundo entero para ellos.

Madre E Hija Invierno

Ser más paciente

Probablemente el propósito más deseado por todas las madres. A veces sentimos que la maternidad nos agobia y si además agregamos la lista de responsabilidades del trabajo, casa y pareja, terminamos sintiéndonos sobrepasadas y cuando eso sucede podemos llegar a perder la calma.

Ser paciente es un arte que debemos practicar diariamente para dominarlo. Es importante recordar que nuestros hijos apenas están aprendiendo cómo funcionan muchas cosas y a manejar sus emociones. Nosotros ya sabemos todo eso, así que respiremos hondo y recordemos que solo es un mal día, no una mala vida.

Evitar gritos y regaños

Esto va de la mano con mi propósito anterior, ser paciente. A gritos nadie entiende, menos un niño. Lo único que provocamos actuando de esa manera es temor en el niño y creamos un distanciamiento enorme como padres e hijos. Criar sin gritos puede ser un reto, pero es algo que se puede lograr con esfuerzo y mucha paciencia.

Aprender a amar mi cuerpo

¿Cómo pretendo enseñarle a mi hija que se acepte tal y como es, si yo misma no me siento feliz con mi cuerpo? Debo aprender a amar mis imperfecciones, para poder mostrarle a ella con el ejemplo que la felicidad no se basa en la talla de sus pantalones o un número en la báscula.

Amar nuestro cuerpo es aceptarlo y valorarlo tal y como es, con las cicatrices y curvas que podamos tener. Pero también es preocuparse por él y cuidarlo. Ser conscientes del maravilloso mecanismo que nos transporta a todos lados es algo que me encantaría transmitirle a ella.

No olvidarme de mí

Una situación muy común con la mayoría de las madres es que en el momento en que te conviertes en mamá, muchas de tus necesidades y deseos pasan a segundo plano, pues en ese momento es primordial darle a tu bebé todos los cuidados y atención que necesite. A veces se nos pasa la mano y nos olvidamos por completo de nosotras.

Para este próximo año quiero recordar que yo también tengo necesidades y gustos, que no soy mala madre por querer tener momentos para mí sola y que debo cuidarme a mí misma, tanto física como espiritualmente.

Estos son mis siete propósitos para el 2017, algunos son fáciles, otros no tanto, pero todos tienen un fin en común: ser mejor persona y mejor madre. ¿Cuáles son los tuyos?

Fotos | Pixabay
En Bebés y más | Mis propósitos de año nuevo como madre, ¿los compartes?, Propósitos de Año Nuevo para padres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio