Compartir
Publicidad

Ver a tu madre por primera vez (y no querer dejar de hacerlo)

Ver a tu madre por primera vez (y no querer dejar de hacerlo)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No dejan de emocionarme las imágenes de los niños que escuchan o que ven por primera vez a su madre gracias a la tecnología. Es el primer momento en el que aprecian su vos, sus ojos, su sonrisa, sus gestos... y, como es lógico, no quieren dejar de ver a mamá.

Es el caso de Christopher Ward, un niño de 12 años que, gracias a unas gafas especiales electrónicas ha podido ver con claridad. Y no solo a su mamá. Con ellas podría aprender mejor en el colegio, podría ver sus programas favoritos... y en definitiva tendría la vida mucho más fácil de lo que está acostumbrado, con un campo visual inferior a 20º.

En la escuela, por ejemplo, donde necesita un apoyo especial y hay clases que no puede hacer junto a sus compañeros, algo que podría cambiar si siguiera utilizando estas gafas, de manera que mejorara su integración y aprendizaje. Seguramente también tendría más posibilidades de jugar libremente y sin riesgos con otros niños, hacer más deporte... Entonces, ¿por qué se tiene que ver privado de todo ello?

El problema es que las gafas electrónicas que Christopher ha probado, viajando de Virginia a Washington (Estados Unidos), corresponden a una nueva tecnología portátil llamada eSight y no están cubiertas por su seguro. Cuestan 15.000 dólares, por lo cual la madre está haciendo campaña, difundiendo la historia de su hijo y los medios de comunicación se han hecho eco de los felices que ambos fueron cuando el niño hizo uso de esas gafas.

Por supuesto, al niño su madre le pareció "muy bonita" en ese emotivo momento. Ward nació con hipoplasia del nervio óptico, es decir, su nervio óptico nunca se desarrolló plenamente antes del nacimiento. El niño en el ojo izquierdo solo puede percibir un poco la luz y tiene muy baja visión en su ojo derecho. Escribe y lee en código braille, y apenas puede ver la televisión, tiene que "ponerse encima" para distinguir algo.

Desde luego, es una pena que después de haber disfrutado de una visión mejorada haya que volver a las "tinieblas". Entiendo la emoción de la madre ante su hijo viendo por primera vez y entiendo lo dura que ha de ser para ambos la situación. Ojalá Christopher pueda seguir viendo a mamá y el resto del mundo lo antes posible y él siga mostrando esa gran sonrisa.

Vía | ABC News
Vídeo | Youtube
En Bebés y más | El emocionante momento en el que un bebé albino ve la cara de su madre por primera vez gracias a un par de gafas, El emotivo momento en el que una madre ciega ve a su bebé por primera vez, La reacción de un bebé sordo de 7 semanas al oír por primera vez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio