Vapeadores como regalo de comunión a una niña de 9 años: la peligrosa moda que se cuela entre los más pequeños

Vapeadores como regalo de comunión a una niña de 9 años: la peligrosa moda que se cuela entre los más pequeños
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Un vídeo de Tik Tok ha tenido que hacerse viral para que saltaran todas las alarmas: los fabricantes de vapeadores ahora van a por los niños y al parecer, su estrategia está funcionando.

En el vídeo en cuestión, se ve como una caja llena de estos artilugios hace parte de los regalos recibidos por una niña en su Primera Comunión (junto a un iPhone, por cierto). Lo más aterrador es que, según se puede ver, se trata de un regalo que no sorprende a ninguno de los adultos asistentes al festejo, con lo cual se intuye que su uso está normalizado en ese entorno.

Vapeadores con formatos infantiles que inducen a fumar incluso antes de los 11 años

Ninos Vapeador

Bajo un llamativo packaging de cualquier juguete, desde Bob Esponja hasta un tierno peluche, se esconde este tipo de cigarrillo electrónico que capta de una forma muy fácil la atención de los niños. Además de su singular aspecto y de tamaño similar a un USB, tienen cargas de sabores afrutados, lo que los convierten en un producto que puede pasar por "inocuo" ante los ojos de adultos desinformados.

Estos se venden tanto en bazares como en internet sin ningún tipo de advertencia sanitaria. Andrés Zamorano, presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo CNPT, ha hecho hincapié en el impacto de los nuevos  productos de consumo de tabaco y nicotina sobre los jóvenes. "No son inocuos y consiguen fumadores a edades cada vez más jóvenes. Si la edad media del primer contacto con el tabaco convencional está en los 14 años, con los vapeadores y cigarrillos electrónicos estamos viendo cómo hay chicos y chicas que tienen su primer contacto con la nicotina a los 11 años o incluso antes", ha apuntado.

Este es uno de los problemas que están pendiente por tratarse en el Plan Integral de Prevención del Tabaquismo, que acumula dos años de retraso y el cual pretende regular determinados aspectos relativos a la fabricación,  presentación y comercialización de los productos del tabaco y los productos relacionados, como el empaquetado genérico.

Vapeadores: peligrosos, aún sin nicotina

Vaping

Los vapeadores, aunque no contengan nicotina (aunque la gran mayoría sí que lo contienen en su forma liquida), entrañan muchos riesgos y más si son niños pequeños quienes lo utilizan.

El primero de ellos es el hábito que se construye alrededor de aspirar vapor. Hacerlo se convierte en un acto reflejo que facilita la introducción del tabaco a edades muy tempranas. Ese es el principal proósito de la industria del tabaco: hacerse hueco dentro de la rutina de las personas, incluso mucho antes de convertirse en mayores de edad

Por supuesto, no debemos olvidar que estos aparatos poseen baterías y elementos tóxicos y cancerígenos dentro de sus materiales de fabricación, y que estos pueden generar accidentes como explosiones o quemaduras en la cara a quien lo usa.


Los vapeadores, aunque no contengan nicotina, tienen varios compuestos potencialmente tóxicos que se relacionan con un aumento del riesgo de sufrir un infarto de miocardio y con varias formas de neumonitis.

Sin embargo el problema más grave surge cuando los pequeños empiezan a consumir todas las sustancias que contienen los líquidos que se utilizan para vapear y que se enmascan en los olores y sabores a frutas o chuches que se comercializan.

Los vapeadores, aunque no contengan nicotina, tienen varios compuestos potencialmente tóxicos que enumera el Dr. Javier Cortés, cardiólogo del Hospital Vithas: elementos del grupo carbonilo, compuestos orgánicos volátiles, partículas, trazas de  metales, endotoxinas bacterianas, glucanos fúngicos, formaldehído, acetaldehído, butiraldehído y acroleína, también conocida como acrilaldehído, que se acumula en los pulmones. Puede que algunos no contengan nicotina, pero sí una combinación que actualmente está con un aumento del riesgo de sufrir un infarto de miocardio y con varias formas de neumonitis.

Con o sin nicotina, los vapeadores no son productos para niños y esto está recogido en la ley:

En  España, la edad mínima para comprar y, por tanto, vapear legalmente es  de 18 años. Queda prohibido vender este tipo de productos del tabaco  alternativo a menores de 18 años, por lo que los establecimientos  minoristas deben solicitar el DNI en cada venta y comprobar la edad.

Este es un problema que aumenta a pasos agigantados. A falta de una regulación clara que frene este sinsentido, somos los padres quienes debemos estar atentos ante la facilidad con la que se pueden adquirir, empezando por los bazares chinos.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio