Publicidad

Una niñera dona parte de su hígado para salvar la vida de la niña que cuidaba

Una niñera dona parte de su hígado para salvar la vida de la niña que cuidaba
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando por alguna razón, llámese trabajo o escuela, debes dejar a tus hijos en casa, conseguir una buena niñera puede convertirse en una odisea, ya que no es fácil encontrar alguien para que los cuide. Necesitas encontrar a una persona que muestre seriedad y compromiso, cuide bien a tus pequeños y que además te inspire confianza.

Encontrar una buena niñera es casi como ganarse la lotería para algunos padres. Pero sin duda George y Farra Rosko de Jackson, Nueva Jersey nunca imaginaron lo afortunados que serían al encontrar la suya.

A principios del 2016, George y Farra recibieron una terrible noticia. Su hija Talia, de 16 meses, fue diagnosticada con atresia biliar, una enfermedad grave del hígado. La atresia biliar es una enfermedad congénita, en la que las vías biliares dentro y fuera del hígado no se desarrollan de manera normal.

Debido a esto, Talia necesitaba un transplante, pero estar anotado en la lista de espera para la donación de órganos es algo que puede tardar meses o incluso años para muchos pacientes. Pero los Rosko recibieron una increíble sorpresa cuando Kiersten Miles, su niñera de 22 años, se ofreció a donar parte de su propio hígado para que Talia pudiera sobrevivir.

Cuando recién se entero de la condición de Talia, Kiersten comenzó a investigar sobre la enfermedad y decidió hacer algo para poder ayudarle.

"Creo que estaba destinada a conocer a los Rosko. A pesar de que solo conocía a Talia por tres semanas cuando decidí investigar si yo era compatible, sabía que no podía quedarme sin hacer nada. Sabía que nuestro tipo de sangre era compatible y después de investigar sobre el resto del proceso y la cirugía, no me pareció que fuera muy intenso... Simplemente parecía y aún parece un pequeño sacrificio comparado con salvar una vida", declaró en entrevista para Babble.

Farra, la madre de Talia, no podía creerlo. Su niñera apenas conocía a la familia y aunque le parecía un gesto maravilloso, no pensaba que de verdad fuera a llevarlo a cabo. "Simplemente no es algo que la gente hace todos los días", comentó. Y sin dudarlo un segundo, Kiersten se sometió a la cirugía para donarle una parte de su hígado a la pequeña Talia.

Kiersten explica que una parte de su hígado reemplazó el de Talia. "Mi hígado eventualmente volverá a crecer a su tamaño normañ y la parte que ahora está dentro de Talia crecerá con su cuerpo", explica la niñera.

Las cirugías de ambas fueron exitosas y para la madre fue maravilloso poder ver a su hija sana. Por su parte, Kiersten comenta que fue un momento muy emocional para ella y que lloró de alegría al escuchar que Talia se encontraba bien. "Cuando por fin pude ver a Talia después de su cirugía, se me olvidó por completo el dolor e incomodidad que había sentido por la cirugía y de inmediato recordé porqué lo había donado".

Un mes después, la familia está muy bien y Kiersten espera que su historia, que ahora se ha hecho viral, inspire a otras personas a donar y se cree mayor conciencia acerca de la donación de órganos.

Vía | Babble
En Bebés y más | El momento en que una madre escucha otra vez el corazón de su bebé en el pecho de una niña de cuatro años, Un bebé que vivió menos de dos horas es el donante de órganos más joven de Gran Bretaña, Una menor puede donar parte de su hígado a su hija, una decisión loable de un juzgado de Sevilla, Una persona anónima paga la operación de labio leporino de un bebé tras ver que se burlaban de él en las redes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir